22 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Viernes
Despejado
22°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Especiales
domingo 9 de julio de 2017, 01:00

Brochettes y empanadas de frutilla, sabores que atrapan en Estanzuela

Productores tanto de Areguá como de Estanzuela, en Itauguá, ya empezaron a darle un cálido color a las veredas, con sus puestos de venta en el marco de la tradicional Expo Frutilla, realizada en dichas zonas. La feria del fruto rojo y sus derivados se lleva a cabo desde este mes y se extiende hasta octubre.

Asadito, frutillas bañadas en chocolate, empanada con relleno de mermelada, helados, licores y otros clásicos postres elaborados a base de la fresa, como las tartas y chantillí combinado con la fruta son las principales propuestas para este año en ambos lugares.

Precios. Los preparados tienen un precio base de G. 5.000 y la fresa está a G. 30.000 por kilo. Por otro lado, en los frutillares la comercialización directa es desde G. 20.000 el kilo.

En la ciudad aregüeña las exhibiciones se encuentran en la ruta Areguá-Patiño, frente al supermercado Superseis; la habilitación oficial del montaje será el 14 de julio y también estarán cerca de 30 locales en el paseo central, sobre Mariscal Estigarribia.

En Estanzuela, la Asociación de Productores de Frutilla y Afines realizará el lanzamiento de la muestra el 29 de julio y la inauguración será el 6 de agosto, dentro del salón de la organización. De igual manera, varios productores del lugar ya se encuentran al costado de la ruta, en el límite con Areguá.

Variedad. El presidente de la asociación en Itauguá, Carlos Quintana, explicó que cultivan distintas variedades de frutillas, principalmente la Sweet Charlie y Dover. Esta primera es ideal para el consumo directo por ser más dulce y jugosa que la segunda, pero con un color menos intenso.

La Dover, más alargada, tiene un gusto agrio, pero es el más requerido para preparar las mermeladas y licores.

Quintana señaló que este año las constantes lluvias y las altas temperaturas no fueron muy favorables para la producción. Sin embargo, aguardan alcanzar el promedio de 1.200.000 kilos anuales que se logra en la zona.

Propiedad. Uno de los desafíos para varios productores es la falta de un terreno propio para el cultivo, por lo que deben alquilar propiedades. Ante esta situación, existe un proyecto para que el Gobierno compre entre 10 a 15 hectáreas para 300 labriegos de Areguá, comentó el ingeniero agrónomo Fabio Olmedo, de la Secretaría de Producción Frutihortícola de la Comuna.

Con dicho respaldo, además de un mayor aprovechamiento de la producción, el objetivo es concretar la exportación a una empresa española.