21 de agosto
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
ETC
martes 9 de mayo de 2017, 19:56

Brigitte Trogneux, la primera dama de Francia que rompe estereotipos

Mientras que esa noche Emmanuel Macron, de 39 años, subió al escenario a celebrar su victoria, se escuchaba a lo lejos: "¡Brigitte! ¡Brigitte! ¡Brigitte!", que coreaba la muchedumbre aclamando a Brigitte Trogneux, la esposa del nuevo presidente francés.

La nueva primera dama de Francia es 24 años mayor que el nuevo mandatario francés, los mismos que Donald Trump, mandatario de Estados Unidos, le lleva a su esposa Melania Trump; sin embargo, nadie cuestionó ni llamó la atención sobre este hecho, publica el diario argentino Clarín.

¿Por qué es tan peculiar la relación amorosa del nuevo presidente de Francia? Según fuentes oficiales, Brigitte Trogneux, de 64 años, era la profesora de Emmanuel Macron, de 39 años, con quien cursó las asignaturas de Literatura y Teatro en una escuela secundaria de Amiens; además estaba casada y tenía tres hijos, cuando éste era apenas un adolescente, agrega Clarín.

Emmanuel, refiere la publicación, tenía 17 años cuando dijo que se casaría con Brigitte, pero los padres de Macron, médicos, le pidieron que lo hiciera cuando él alcanzara la mayoría de edad y trataron de sacarle la idea de la cabeza enviándolo a un prestigioso instituto de París.

Pero él no abandonó su propósito y en 2006 consiguió su objetivo, cuando Brigitte se divorció para casarse con él, añade.

Medios internacionales han definido la relación de los Macron como un idilio inusual, que se sale de los parámetros más comunes.

El día de su boda, el propio presidente electo describió su relación como "una pareja no muy común, no muy normal —aunque no me guste mucho ese adjetivo— pero una pareja que existe".

Rubia de ojos azules, de piel bronceada y con ese toque de glamour francés, Brigitte Trogneux, nació en Amiens, Francia, en el seno de una acaudalada familia pastelera, indica asimismo el medio argentino.

Cuando conoció a Emmanuel Macron, a principios de 1990, estaba casada y era madre de tres adolescentes.

Emmanuel desafió todos los tabúes y le declaró su amor. "Con 17 años, me declara: 'hagas lo que hagas, ême casaré contigo!'", cuenta Brigitte a la prensa francesa.

Después de casarse, la pareja se fue a vivir a París, donde ella empezó a dar clases en un instituto privado y él se desempeñó como alto funcionario, banquero y, finalmente, entró a formar parte del gobierno del presidente socialista François Hollande; posteriormente fue electo Ministro de Economía.

En 2016, Macron dejó el cargo de Ministro para lanzar su movimiento ¡En marcha! (en francés, En Marche!) del partido político socioliberal, desde entonces, Trogneux ha estado siempre junto a su esposo. "Emmanuel tiene que ser elegido este año sino ¡Imagínense mi cara en cinco años!", afirmó este año Trogneux con humor a un medio francés.

Durante la campaña de Macron, destaca Clarín, Trogneux fue una mujer influyente, aseguran fuentes oficiales, releía todos los discursos del entonces candidato y no se perdía ningún acto electoral.

Todavía Brigitte no tiene ningún papel atribuido en la política, sin embargo "ella siempre está presente y cada vez más. Sin Brigitte, no sería quien soy", dijo Macron, tomando a su esposa de la mano durante la noche en que ganó la primera vuelta de las elecciones presidenciales.

Macron prometió crear un estatuto oficial de Primera Dama si llegaba al Elíseo, en tanto Trogneux, abuela de siete nietos, tiene muy claro que quiere dedicarse a la educación y la cultura, especialmente en los barrios periféricos. "Como profesora, conozco bien a los jóvenes. Mi combate será la educación", dijo en una entrevista a Paris Match.

De 64 años, Brigitte Trogneux, a quien llaman "Bibi", se ha vuelto una figura habitual en las portadas de la prensa internacional y una de las mujeres más fotografiadas en Francia, no sólo por ser la nueva Primera Dama de ese país, sino porque Emmanuel y Brigitte Macron, son la imagen de un amor que venció toda adversidad ante el "qué dirán" por su diferencia de edad.