9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
lunes 17 de octubre de 2016, 02:00

Brasileños son los invasores en Guahory, según legislador

El diputado liberal por San Pedro, José Pakova Ledesma, afirmó que en la colonia Guahory, distrito de Tembiaporã, Caaguazú, “los verdaderos invasores son los brasileños, porque ellos no son objeto de la reforma agraria y sin embargo reciben tierras, gracias a una actitud cómplice del Gobierno”.

El legislador, junto a los senadores Luis Alberto Wagner y Sixto Pereira, son acusados por el Gobierno de ser los instigadores de la invasión en la citada colonia, donde persiste un conflicto entre paraguayos y brasileños quienes ahora se dieron una tregua para tratar de buscar una solución.

Según Ledesma, ante la falta de respuesta del Gobierno los campesinos ocupan las tierras, en busca que legalizar la situación en el futuro.

Señaló que es el Gobierno y el partido Colorado los que protegen a los verdaderos invasores y persigue a quienes realmente tienen derecho a la tierra.

Sobre la posición ideológica que se le atribuye a la acción de los campesinos, Ledesma respondió que el PLRA tiene que estar “no cerca sino al lado del pueblo”, para favorecer sus derechos constitucionales de poseer una parcela de tierra.

Indicó que por Constitución hay un compromiso del Gobierno en el sentido de otorgar tierras al paraguayo mayor de 18 años, pero que esto no se cumple.

Por necesidad. Por su parte el senador del Frente Guasu (FG), Sixto Pereira, señaló que ante las penurias en que vive la gente del campo que no tiene dónde cultivar, “no hace falta que nadie les instigue, porque actúan en base a la necesidad”.

Son gente que ocupan las tierras “movidos por la necesidad y ante la corrupción reinante en el Instituto Nacional de Desarrollo Rural y del a Tierra (Indert), no tienen otra opción”, resaltó.

Aseguró que el Indert vende los derechos de las tierras a gente que no es objeto de la reforma agraria, y que cuando se denuncia un hecho irregular sencillamente no se le da seguimiento. Agregó que ”en el Paraguay ya no existen tierras fiscales para decirle a los campesinos entren acá o allá”.

Pereira subrayó que el Paraguay precisa de una reforma agraria seria que supone no solo dar tierra a los campesinos sino que además el apodo del Estado, con tecnología, a fin de que se dé el arraigo.

Resaltó que la población rural decreció del 70% de otras épocas al 30% y que las pocas industrias locales no pueden absorber esa gran masa de desocupados.

De allí que concluye en la perentoria necesidad de fortalecer la agricultura familiar. Indicó que esa es la línea seguida por el FG.

Sobre su presencia en los lugares de conflicto indicó que preside la Comisión de Reforma Agraria del Senado y por ello debe acudir, con otros colegas suyos a los sitios de conflicto, en busca de una solución. Señaló que se habla siempre con ambas partes y que una medida extrema, luego de agotar las negociaciones, es la expropiación.

En ese contexto dijo que se piden informes al Indert, a Catastro y al Registro de la Propiedad para buscar una salida negociada que no riña con la ley.

Finalmente recalcó que en el Paraguay se vive una situación escandalosa, con un caos jurídico en lo que se refiere a la tenencia de la tierra, porque la tierra es poseída por un puñado de gente con la complicidad de las instituciones.