24 de septiembre
Viernes
Parcialmente nublado con chubascos
17°
21°
Sábado
Chubascos
17°
25°
Domingo
Parcialmente nublado
21°
31°
Lunes
Parcialmente nublado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Arte y Espectáculos
martes 12 de septiembre de 2017, 02:00

Belleza e historia se mezclan en el Museo del Ferrocarril

Más de 150 años de historia se reúnen en la antigua Estación Central, en el centro de Asunción. El sitio alberga los tesoros de una época dorada del Paraguay. Las visitas son guiadas, con entradas desde G. 2.000.

Adrián Cáceres

Objetos antiguos, fotografías, mobiliario, máquinas varias, vagones y una locomotora son solo algunas de las bellezas que se pueden apreciar en el Museo de la Estación Central del Ferrocarril Carlos Antonio López (Eligio Ayala y México). Para ingresar, estudiantes, docentes y menores hasta 12 años abonan G. 2.000, mientras que los adultos G. 5.000, y extranjeros G. 10.000.

El sitio propone un recorrido por una época fulgurante del país, abarcando los siglos XIX y XX, cuando el Paraguay se convertía en uno de los primeros países de América del Sur en contar con las locomotoras de vapor.

Valor. Guillermo Soria, encargado del Museo, indica que cuentan con salones que albergan documentos históricos. "Son documentaciones originales de más de cien años, algunos de 1899", asegura el encargado del sitio cultural.

Guillermo recuerda que la historia del ferrocarril empieza en 1854, con la llegada de la locomotora Sapucai, que arribó a Paraguay el 8 de noviembre de aquel año. Añade que en el país existían 37 estaciones y el Museo fue creado bajo el gobierno de Andrés Rodríguez (1989-1993), luego de que la administración ferroviaria decidiera recolectar los objetos que sobrevivían en las viejas estaciones del ferrocarril del interior del país.

El Museo alberga documentos y elementos ferroviarios como telégrafos, relojes de 1890, fotografías de autoridades del ferrocarril, presidentes y funcionarios. "La estación mantiene su arquitectura original de 1861. Deseamos que se restaure en su totalidad, y que quede como un centro cultural, porque es un edificio emblemático", afirma Soria.

Acervo. En el lugar también se pueden apreciar cofres, fonóforos, teléfonos, máquinas de escribir Imperial, calculadoras antiguas, réplicas de ferrocarriles, 240 planos de locomotoras, calentadores de agua a querosén, mobiliario antiguo, un proyector de películas (1940), fichas de los obreros que pertenecieron al ferrocarril, faroles de cabecera de los trenes, estufas a querosén y más.

Guillermo es quien guía a cada visitante y los invita a recorrer además el departamento de comunicación que alberga una añeja central telefónica, donde se puede ver el reloj madre de la estación y la boletería, entre otros objetos.

Asimismo, en el sitio se encuentran las primeras usinas eléctricas (generadores de energía) del país, básculas antiguas, y el vagón comedor que circulaba hasta Encarnación y Buenos Aires.

Soria recuerda que el Tren Turístico funcionó entre el 2004 y el 2011, y ofrecía un recorrido que iniciaba en el Jardín Botánico y culminaba en Areguá. "Tenía hasta cuatro vagones", dice el encargado.

También continúa en la estación el vagón presidencial, actualmente en restauración. En 1992 el transporte fue utilizado por la reina Sofía de España, y en 1999 lo utilizó Joseph Blatter (ex presidente de la FIFA). "Es un patrimonio nacional. Tiene más de cien años, así que tenemos cuidado con él", expresa Guillermo.