26 de septiembre
Martes
Despejado
20°
33°
Miércoles
Muy nublado
21°
34°
Jueves
Muy nublado
20°
30°
Viernes
Chubascos
18°
25°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
sábado 13 de mayo de 2017, 02:00

Barras bravas convierten en campo de batalla a Isla Bogado y Laurelty

El pasado martes mataron a un aficionado del club Olimpia, miembro de la barra Ultra Sur, de Luque. Al día siguiente se replicó la violencia en Isla Bogado al ser atacada la vivienda de cuatro hinchas de Cerro.

Miedo, silencio cómplice, represalias y una puja territorial entre barras bravas envuelven a la conocida zona de Laurelty, Luque, donde el pasado martes la noche se tiñó de sangre y toda una familia quedó de luto con la muerte de un joven hincha olimpista. El nuevo hecho reconfirma que este barrio es uno de los territorios donde de forma constante los miembros de barras protagonizan actos vandálicos.

La muerte de Carlos Milciades Ucedo Candia (25) es el ejemplo. El joven, padre de cuatro menores, fue atacado a tiros cuando caminaba con un grupo de amigos, sobre la calle Nanawa casi Santo Domingo.

El episodio puso en jaque a las autoridades de la zona y sembró el temor en los vecinos, quienes vaticinan que luego de la muerte de Mili, como lo llamaban sus allegados, en manos de falsos aficionados de Cerro Porteño, se desataría una ola de violencia en venganza por el homicidio.

El pasado miércoles, en Isla Bogado, la casa de Angelina Balbuena fue baleada por seis personas que iban en motocicletas. La afectada reveló que tiene cuatro hijos que son aficionados cerristas y aseguró que en venganza por la muerte de Ucedo intentaron tomar justicia por manos propias. La víctima denunció el hecho y pidió que las autoridades solucionen el drama.

TEMOR. "Desde hace tiempo que la zona es tomada por las barras de Cerro y Olimpia. Ya nadie podía transitar tranquilamente por nuestro barrio. No les importa si son señoras, niños. Cuando ven que usan camisetas que no son de su club salen a las calles, despojan de su indumentaria a la gente, los amenazan con armas o cuchillos. Está difícil la situación en esta zona", señalaron pobladores del barrio, quienes evitan dar sus identidades por temor.

El miedo radica en el peligro que representan para sus familias, ya que los violentos hinchas acuden en grupos y atacan a tiros las viviendas de los fanáticos del club adversario, destacan, tal como sucedió en Isla Bogado.

La vivienda de Ucedo, antes del crimen, ya fue atacada en tres ocasiones, reveló el comisario Osmar Arzamendia, jefe de la Comisaría 50 Central, en cuya zona constantemente se registran enfrentamientos entre los inadaptados.

sitios. Las plazas del barrio Laurelty también son copadas por los grupos que pretenden controlar la zona y liberar de aficionados de otros clubes, refieren en el lugar. Denunciaron que un grupo que no es afín a sus colores no debe cruzar la línea que supuestamente tienen marcada. La zona conocida como Curva Romero, sobre Tapé Tuyá, conduce a la calle Nanawa y esta permite el acceso hacia Laurelty e Isla Bogado, en donde residen los grupos antagónicos, que preparan la emboscada y protagonizan peleas y ataques fatales, lamentaron.