21 de agosto
Lunes
Despejado
22°
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
domingo 28 de mayo de 2017, 01:00

Atraso en las zonas más pobres del país impide desarrollo de industrias

Falta de infraestructura para llegar a centros de distribución, poca densidad poblacional y la mano de obra no calificada son causas del bajo desarrollo industrial en San Pedro, Caazapá y Alto Paraguay.

Samuel Acosta

@acostasamu

De las 224.000 unidades económicas (empresas) que hay a nivel país, apenas el 11% corresponde al ámbito industrial, lo que demuestra lo mucho que aún falta por desarrollar este sector de la economía en Paraguay.

El informe denominado Panorama Socioeconómico de Paraguay 2016, publicado este año por el observatorio del Sistema Nacional de Formación y Capacitación Laboral (Sinafocal), sintetiza los datos del Censo Económico Nacional para mostrar la radiografía más actualizada sobre la situación industrial paraguaya.

Embed

El viceministro de Industria, Óscar Stark, señala que el poco desarrollo industrial en departamentos como Alto Paraguay (6%), San Pedro (9%), Concepción (11%), Caazapá (11%) y Amambay (9%) responde a dos factores claves: la baja densidad poblacional y la mano de obra no calificada.

"Hay que generar condiciones para instalarse en esas regiones, lograr convertirlas en un hub logístico, como ha ocurrido con mucha inversión brasileña que instaló fábricas en Alto Paraná, que ahora alimentan de productos al Brasil, en vez de importar de China", explicó.

La industria representa el 20% del ingreso total de las unidades económicas paraguayas, siendo las ramas de generación y distribución de energía (26%) y el procesamiento de carne (15%) las de mayor participación.

De las 12.000 fábricas que se cerraron en los últimos años en San Pablo, Brasil, unas 80 vinieron a reinstalarse en nuestro país, que, si bien puede sonar como un número marginal, para nuestro mercado tiene un impacto importante, señaló.

Alfredo De Hollanda, miembro del directorio de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), dijo que a la dificultad en estas regiones pobres del país, como la escasa población y la mano de obra no calificada, se le añade la falta de infraestructura con caminos de todo tiempo.

"Las exoneraciones fiscales son importantes, pero es clave para los industriales al instalar una fábrica un área donde logísticamente sea más favorable; es por ello que gran parte de la maquila fue al Este del país por la proximidad con el Brasil", explicó.

A pesar del aún bajo desarrollo industrial que tiene el Paraguay, este sector emplea al 19% del total de la mano de obra ocupada a nivel país, que totaliza 3.250.976 personas.

El 78% de estos trabajadores son varones, mientras que un 22% son mujeres, según los datos del Censo Económico Nacional.

El viceministro considera que el clima de incertidumbre que vive actualmente el Brasil por la crisis política puede ser otro factor que contribuya a que más capital decida invertir en el país.

"Esta crisis puede ayudar, pero creo que un Brasil recuperándose es mucho mejor. De momento, no se siente esta inestabilidad política en el país vecino, no está afectando el ritmo de actividad de las maquiladoras paraguayas, que tienen a Brasil como principal destino de sus productos", aseguró.

En Alto Paraná, el 57% de la actividad económica está destinada al comercio, 34% a los servicios y un 8% a la industrial.

La mayoría de las nuevas fábricas que están llegando a esta región del país se asientan en la localidad de Hernandarias. El departamento se destaca por el procesamiento de tabaco, fabricación de soportes magnéticos y ópticos.

El departamento más industrial del país es Boquerón, con un 17% de toda su actividad económica, y las fábricas emplean al 31% de los residentes en esta zona. Boquerón, ubicado en el centro del Chaco, destaca por el procesamiento cárnico y la elaboración de productos lácteos de exportación.