18 de agosto
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente despejado
21°
Lunes
Despejado
13°
23°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
domingo 23 de abril de 2017, 01:00

Aseguran que la masonería latinoamericana es emergente

La masonería en Latinoamérica, que agrupa a unos 350.000 miembros, se encuentra en un estado emergente a diferencia de otras regiones, principalmente debido al ingreso de un sector juvenil que no está influenciado por tabúes religiosos, dijo Édgar Sánchez, gran maestro de la Gran Logia Simbólica del Paraguay, en entrevista a la agencia EFE.

Sánchez calificó a la masonería de América Latina de “emergente, joven y dinámica”, como se comprobó este fin de semana en Asunción, con la presencia de 500 miembros de logias de varios países en la Asamblea de la Confederación Masónica Interamericana (CMI), cerrada con una intervención del secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Esa inyección obedece, según Sánchez, a la incorporación de una juventud ávida de conocimiento y que no se deja influir por los mensajes de la Iglesia Católica que “satanizan” a la masonería.

“La juventud ha dejado de lado los tabúes religiosos. Esa influencia de la Iglesia Católica en el sentido en que satanizaba la masonería, ya los jóvenes no se lo tragan”, dijo el ex fiscal Sánchez.

En ese sentido, Sánchez explicó que no existe ninguna incompatibilidad entre la Iglesia Católica y la masonería, como propugna la primera, ya que ambas comparten valores similares.

“No se puede hablar de incompatibilidad cuando la Iglesia enseña el amor al prójimo y enseña que la perfección está por medio de la caridad, y la masonería tiene postulados casi idénticos, basados en la libertad, igualdad y fraternidad”, indicó.

Agregó que ese conflicto comenzó como una lucha por el laicismo, la separación de Iglesia y Estado, el cual se ha ganado prácticamente en todos los países, salvo los islámicos.

“No existe una Constitución en ningún país que se declare de alguna religión, eso ha terminado”, señaló.

Sánchez destacó la salud de la masonería latinoamericana en países como Chile y Brasil, donde sus logias levantaron la bandera contra la corrupción en el caso Lava Jato, el mayor hecho de corrupción de la nación carioca, que involucró a la estatal Petrobras e implicó a políticos brasileños.

“(En Brasil) son más de 150.000 masones y es el principal contribuyente a la situación favorable que atraviesa Latinoamérica a nivel masónico, por tratarse de una masonería abierta y que trabaja públicamente sin restricciones”, afirmó.

En cuanto a Chile, Sánchez recordó que su presidenta, Michelle Bachelet, hija de masón, fue al templo de la Gran Logia chilena a pronunciar un discurso en el 2014.

“En Chile la institución es respetada en ese sentido y se la considera como una institución que tiene hombres formados que puedan aportar un poco a la sociedad”, enfatizó.

Sánchez admitió que existen naciones en la región que todavía no están preparadas para la exposición pública de la masonería como Brasil o Chile, y atribuyó ese fenómeno a la “cultura” de cada país.