10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
31°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
jueves 7 de julio de 2016, 02:00

Asaltantes mantienen como rehén a una familia mientras roban y comen

El hecho se registró entre las 4 y las 6 de la mañana de ayer en la casa de Margarita Cabral, ubicada en 34ª Proyectada y San Pedro y San Pablo, del barrio Republicano. Se llevaron hasta los championes.

A las cuatro de la mañana de ayer y todavía en medio del sueño, comenzó la pesadilla para doña Margarita Cabral, sus hijas y nietas. A esa hora, tres delincuentes entraron a su vivienda, que está sobre 34ª Proyectada y San Pedro y San Pablo, del barrio Republicano, Asunción; cortaron uno de los hierros de la ventana para ingresar a la sala. Los malvivientes, que estaban encapuchados y se cubrían sus rostros, redujeron a las mujeres y las mantuvieron amenazadas con armas de fuego y puñal hasta las seis de la mañana.

De acuerdo al repaso de los hechos que hizo la dueña de casa ya en la mañana de ayer, en ese lapso de dos horas, los visitantes no deseados tuvieron tiempo de comer todo lo que había en la heladera de la vivienda, fumar marihuana, entrar al baño a hacer necesidades, hasta probarse los calzados deportivos.

Según pudo constatar doña Margarita, en medio de la desesperación, uno de los malvivientes permaneció fuera, de campana, otro quedó en la sala para alzarse con lo que había en el lugar: notebook, computadora, televisor plasma; mientras que el tercero entró a las habitaciones para apoderarse de joyas, dinero en efectivo (alrededor de 400.000 guaraníes), seis aparatos celulares y calzados deportivos.

"Inclusive uno de ellos empezó a fumar marihuana dentro de la pieza", se escandalizó la dueña de casa.

Momentos terribles para las mujeres fueron cuando una de las hijas de la dueña estuvo a punto de ser abusada sexualmente cuando uno de los hombres comenzó a tocarle la pierna y el cuerpo entero.

Finalmente todo terminó cerca de las 6.00, cuando se retiraron a pie, rumbo al bajo.

EN SHOCK. "Dos horas de terror fue lo que sufrimos, ya que los delincuentes nos tenían amenazadas con revólver y puñal, hasta ahora estamos shockeadas, principalmente mis nietas que estaban con su mamá", rememoraba, todavía alterada la dueña de casa.

"Los sujetos hablaron de 20 millones de guaraníes que supuestamente teníamos en la casa, pero creo que se equivocaron, porque esa cantidad de plata no manejamos acá, somos una familia trabajadora, del día a día, gente humilde", decía doña Margarita.

Acudieron a la casa personal de la Comisaría 8ª Metropolitana y del Departamento de Criminalística.

Según informaciones recibidas por las víctimas, los presuntos autores ya estaban ofreciendo en el barrio San Miguel de Bañado Sur todo lo que habían robado y a precios irrisorios, ya que solo roban para comprar crac.

Las víctimas manifestaron que siempre ocurren robos bagatelarios, pero que ahora fue una pesadilla real. El vecindario sufre constantes robos de adictos provenientes del Bañado Sur, según dijeron.

POLICÍA. Desde la comisaría mencionaron que no es común el robo domiciliario, ya que en la zona los delitos que mayormente se denuncian son los asaltos en la vía pública. Con respecto a trabajos de prevención, el comisario Narciso Aquino, jefe de la Comisaría 8ª, dijo que se realizan patrullas por las calles, además de los controles rutinarios de personas y vehículos. Resaltó que no cuentan con otro registro similar a este hecho y que se estarán viendo nuevas disposiciones para prevenir este tipo de delitos.