19 de enero
Jueves
Mayormente despejado
25°
37°
Viernes
Parcialmente nublado
24°
35°
Sábado
Parcialmente nublado
24°
36°
Domingo
Parcialmente nublado
24°
36°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
viernes 30 de diciembre de 2016, 02:00

Analistas piden a los poderes dejar de lado la disputa política

El veto al Presupuesto 2017 sobrepasa el aspecto económico y político y ya perjudica a las personas, señaló Alberto Acosta. Amílcar Ferreira calificó de malo este hecho para la imagen país, dado que genera incertidumbre.

Analistas económicos coinciden en que la falta de claridad sobre el Presupuesto 2017, como producto de una disputa política entre poderes del Estado, es muy grave, puesto que ante los ojos de los extranjeros Paraguay demuestra inestabilidad y no aprovecha el buen momento económico.

Alberto Acosta Garbarino, presidente de Banco Familiar y de la Fundación Desarrollo en Democracia (Dende), comentó que es "gravísimo" lo que está ocurriendo, ya que al aceptarse el veto en Diputados y no sesionar Senadores, el Estado queda sin Presupuesto 2017 y el próximo lunes no se va a tener recursos para comprar medicamentos ni otros pagos.

"Esto es gravísimo y requiere que los políticos dejen de lado esta disputa y sacar un presupuesto que sea legal y contemple los intereses de los dos poderes. La base de la política y la democracia es sentarse y buscar un acuerdo. Es grave para el país, para la economía y grave para mucha gente. Puede no haber medicamentos el lunes, el becario de Becal que está en el exterior puede no recibir su remesa. Ya se llegó a otro nivel. Ya no afecta solo a la economía en forma abstracta, afecta a gente de carne y hueso", expresó el empresario.

Añadió que perjudica a personas enfermas, por lo que ya pasó a otro nivel y un suceso político se transformó hasta casi en un default del Estado si no se arregla en los próximos días.

NEGATIVO. El analista Amílcar Ferreira manifestó que la situación deja un "mal sabor", pues la lectura que se le da desde el exterior es que el Paraguay vive un momento de crispación política muy fuerte que hace que se tenga que recurrir a una medida inédita, como el veto total de un presupuesto y la aplicación del presupuesto del año anterior.

"Genera incertidumbre, dudas. La señal que enviamos hacia fuera es muy negativa. Entiendo la democracia y la lucha política, pero debería circunscribirse a ciertos ámbitos de tal manera a no afectar cuestiones muy sensibles para todo el país como es el presupuesto, el pago de la deuda externa, el programa de obras públicas", expresó.

"Todas son cuestiones que fueron recortadas por el Congreso en respuesta a la insistencia del Ejecutivo para la reelección por una vía que todos los constitucionalistas dicen que no corresponde, como es la enmienda", apuntó.

Acotó que incluso es difícil opinar desde una óptica económica porque este no es un tema económico, sino político.

"Dentro de todo, el Paraguay tiene una economía sana, con todos sus indicadores macroeconómicos en orden y lo que menos necesitamos como país es inventarnos problemas nosotros mismos en un momento en el que el mundo se ve afectado por una desaceleración. Desde el sector privado vemos mal todo esto, esta crispación política que afecta a la economía. Se viene a descomponer el ambiente sano de la economía por una cuestión política", puntualizó Ferreira.