17 de agosto
Jueves
Despejado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
18°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente despejado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
domingo 21 de mayo de 2017, 02:00

“Al Parlamento hay que limitarle el margen de acción en el presupuesto”

El posible candidato presidencial de Honor Colorado sostiene que el mandatario lo eligió porque vio en él una persona que supo interpretar sus ideas de estadista. Sostiene que sus 20 años como funcionario lo ayudarán bastante.

Patricia Vargas

@patriciavargasq

El elegido del presidente Horacio Cartes para liderar la chapa presidencial con miras al 2018, el ministro de Hacienda, Santiago Peña, habló con Última Hora. Opinó sobre su campaña, sus coincidencias con el mandatario, sus posturas respecto al Congreso, el trabajo de la Fiscalía, entre otros temas.

–¿Por qué el presidente lo eligió a usted y no a otro?

–Con el presidente compartimos una visión de paraguayo y sabemos lo que el Paraguay necesita: decisiones duras, caminos largos pero correctos. Entiendo que ve en mí una persona que supo interpretarlo en esas ideas. Yo no vengo del mundo empresarial. No trabajé con el presidente en sus empresas.

–¿Por qué los colorados deben votarlo a usted y no a Mario Abdo?

–No me gustaría referirme a Mario. La gente me ve tal cual soy, ni más ni menos. He desarrollado vocación de servicio público. Tengo casi 20 años en la función pública. He desarrollado visión de Estado. No encuentro en la oferta electoral alguien que conozca el funcionamiento del Estado como yo. Hay un cambio generacional y creo poder interpretar inquietudes del 75% de la población, menor de 40 años.

–¿Cómo lidiará con la campaña donde uno de los principales discursos de la disidencia será acusarlo de ser liberal?

–No desconociendo que tuve afiliación liberal, donde nunca tuve militancia. Y contar que en el Partido Colorado encontré un espacio que en otro sitio no me dieron para ser útil al partido. Quiero que la gente que pondrá su voto por mí sienta que yo estoy honrando ese voto. No hay partido que tenga vocación de servicio como el colorado.

–¿Puede asegurar que en su campaña no se verá el uso de bienes públicos?

–Le pedimos a la gente que denuncie porque el presidente y el ministro de Hacienda no podrán saber si un funcionario de tercer o cuarto rango usa la camioneta para ir a una concentración. Nosotros no vamos a avalar ninguna de estas prácticas y seremos los primeros en sancionarlos.

–¿Qué piensa de la crítica del presidente Cartes a la Fiscalía, a la que acusa de no hacer en forma su trabajo en la investigación de lo ocurrido la noche del 31 de marzo y madrugada del 1 de abril?

–Entiendo la frustración del presidente y comparto el descontento como muchos de los que vimos esas imágenes. La Fiscalía tiene su proceso, pero creo que lo que ocurrió esa noche no puede quedar impune. Que todo el peso de la ley caiga sobre los responsables.

–Usted habla de la nueva política, pero lo acompaña la vieja política, así como al otro sector. ¿Cómo lograr cambios de esa forma?

–La nueva política no está simplemente basada en las nuevas personas, sino en la gestión. La misma persona en la misma institución puede tener otros resultados. La transparencia ha sido regla de juego que cambió en Paraguay, gracias a la divulgación de salarios en instituciones públicas. Ahora vemos lo que fue un resultado que permitió identificar a quién estaba pagando al rector de la UNA de forma irregular. Creamos las condiciones.

–¿Por qué creer que esa gente que lo acompaña no caerá en lo mismo que siempre cayó?

–Porque habrá reglas de juego.

–¿Puede decirme un punto en el que no esté de acuerdo con el presidente, sobre el tema que fuere?

–Veo que hay temas de personalidad en el diálogo con los medios de prensa. Me considero idóneo, honesto y buen comunicador y eso es porque me esfuerzo para eso. Creo que esa es un área en donde seré diferente al presidente, por una cuestión de personalidad solamente. El Gobierno no ha podido capitalizar los grandes logros porque el presidente prefirió tener menos exposición seguramente.

–¿Cuáles son los poderes exagerados del Congreso de los que suele hablar?

–El Ejecutivo, órgano administrador del Estado, prepara un presupuesto, lo remite al Congreso y el Congreso puede tirar a la basura y hacer uno nuevo e inventar ingresos que no existen. Comparás eso con la legislación internacional y no ves que hay un país donde haya un Congreso que tenga discrecionalidad total en materia presupuestaria. El Parlamento es una instancia política por excelencia y el presupuesto es una de las herramientas del manejo financiero y por eso no es sorpresa que lo que se ha aumentado en Paraguay, a lo largo de estos años, hayan sido salarios o cargos porque es eso lo que reditúa en la política. Al Parlamento no le reditúa invertir en obras sociales porque eso no se transmite en votos. Hay que limitarle el margen de acción en el área presupuestaria solamente para que ya no corramos el riesgo de que destartalen el presupuesto.

–¿Qué piensa de la privatización de las empresas públicas?

–Estoy en contra de la privatización, en contra del prejuicio de que el privado siempre será mejor que el público. Esto viene de los años 90, de las políticas del consenso de Washington, cuando decían que el gobierno todo hace mal. Pero yo digo que no es así. El concepto de que solo el sector privado hace la eficiencia y que solo la hace el sector privado es una falacia.