18 de agosto
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente despejado
21°
Lunes
Despejado
13°
23°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 7 de mayo de 2017, 09:07

Afganistán niega haber perdido a 50 soldados en ataque paquistaní

Kabul, 7 may (EFE).- El Gobierno de Afganistán rechazó que 50 soldados afganos hayan muerto en un enfrentamiento registrado hoy con tropas paquistaníes en la frontera común, según habían manifestado las autoridades de Islamabad.

En su cuenta de Twitter el director del Centro Gubernamental de Información y Prensa afgano, Sediq Sediqqi calificó de "muy falsa" la versión paquistaní.

La Guardia de Fronteras paquistaní afirmó hoy que ha abatido a 50 efectivos afganos, herido a 100 y destruido cinco puestos de control de Afganistán en la Línea Durand, como respuesta a un ataque perpetrado el viernes por las fuerzas afganas que causó 10 muertos de un equipo paquistaní de trabajadores del censo.

La acción dio lugar a combates que se extendieron durante varias horas y se tradujeron en el cierre del puesto fronterizo de Chaman, uno de los más importantes entre ambos países.

De acuerdo con la última versión ofrecida por el Gobierno de la provincia meridional afgana de Kandahar, en la que estaban apostadas las fuerzas involucradas en el enfrentamiento, dos militares y un civil murieron y otras 25 personas resultaron heridas en el lado afgano de la frontera.

Los intercambios de fuego entre fuerzas afganas y paquistaníes no son comunes en la línea de Durand, como se conoce la frontera creada tras un acuerdo entre los británicos y los gobernantes afganos en el el siglo XIX.

Las autoridades afganas no reconocen los 2.500 kilómetros de frontera que separa ambos países y que ha comenzado a ser vallada por Islamabad en algunas zonas.

Afganistán denunció en marzo incursiones y bombardeos paquistaníes en su territorio, después de que Pakistán decidiese cerrar la frontera tras un ataque contra un templo en el sur del país que ocasionó 88 muertos.

La frontera permaneció cerrada más de un mes, lo que provocó pérdidas millonarias a empresarios afganos, especialmente en las zonas limítrofes, además de haber dejado aisladas a personas a las que sorprendió el cierre a uno y otro lado de la línea divisoria. EFE

bks-njd/fpa