7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
31°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
miércoles 12 de octubre de 2016, 23:00

A Mainumby "no le falta nada", afirman

Desde la Federación de Asociaciones por la Vida y la Familia sostienen que Mainumby, la menor de 11 años de edad que dio a luz a una niña producto de un abuso sexual, se encuentra en "perfecto orden afectivo y económico". Aseguran que las declaraciones de la abogada de la madre son producto del resentimiento.
Este martes, Elizabeth Torales, abogada de la madre de Mainumby, señaló que el Estado y los provida abandonaron en todo sentido a la pequeña y a su bebé que ahora ya tiene más de un año.

Ante estas declaraciones, Nereida Brumat, presidenta de la Asociación Con Mirada de Mujer y representante de la Federación de Asociaciones por la Vida y la Familia, aseguró que las acusaciones de Torales son producto del resentimiento, porque la niña no abortó como la abogada deseaba.

Brumat afirma que Torales ya no es abogada de la madre de Mainumby y que la niña está completamente asistida. "No le falta nada. Está en perfecto orden afectivo y económico. Recibe ayuda del Estado y su madre trabaja", relató.

Comentó además que Elizabeth Torales fue abogada de la madre de la niña cuando fue sometida a una investigación por el caso de abuso sexual, tras darse a conocer que su hija de 9 años estaba esperando un hijo como producto de un abuso sexual, en donde su pareja sentimental estaba involucrada, pero que tiempo después la mujer desistió de que Torales sea su defensora.

"La abogada intentó que la niña abortara, para eso estuvo pero nunca para defender a la niña. La mujer está resentida porque perdió dos batallas: la del aborto, porque la niña no quiso abortar, y luego perdió nuevamente cuando la mamá se dio cuenta de cómo la engañaba y se alejó", sentenció en contacto con ÚLTIMAHORA.COM.

Para Nereida Brumat, Mainumby está en buen estado. Tiene una linda casa, recibe ayuda de la pastoral social, de la parroquia y de otras asociaciones, como la de pastores evangélicos del Paraguay.

"Su hija también tiene asistencia psicológica y chequeo médico mensual. El Estado paraguayo, desde mi punto de vista, cumplió su misión con Mainumby y con su hija", reiteró.

MÁS DEL CASO. En su momento, el Estado paraguayo se comprometió ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en brindarle asistencia a la pequeña mediante la entrega de G. 250.000 cada dos meses por 17 meses, lo cual, según Torales, no se cumplió.

En abril del año pasado se confirmó que Mainumby, quien en ese momento tenía 10 años, estaba embarazada. Luego de un debate sobre si debía abortar o no, dio a luz el 13 de agosto del 2015 a una niña de casi 4 kilos.

Al nacer la bebé los médicos le practicaron la prueba de ADN, elemento con el cual se comprobó que el padrastro de la pequeña de 10 años era efectivamente el progenitor, quien se encuentra preso.

"LOS PAGOS SÍ SE REALIZAN", DICE LA SAS. En contacto con la 780 AM, el director del programa Tekoporã, Ricardo Yorg, sostuvo que la familia de la niña madre ya recibió 14 cuotas de las 17 que corresponden en concepto de subsidio.

El funcionario de Estado refirió que la Secretaría de Acción Social depositó la cuota número 14 en el Banco Nacional de Fomento para que la familia lo retire.