16 de enero
Lunes
Poco nublado con tormentas
22°
33°
Martes
Parcialmente nublado
23°
34°
Miércoles
Mayormente despejado
22°
36°
Jueves
Mayormente despejado
22°
36°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
jueves 5 de enero de 2017, 01:00

A escasos kilómetros de la capital, pobladores sufren por falta de agua

En Nanawa, Falcón, Chaco'i, Beterete Cué, Villa Hayes y otros puntos padecen la falta de agua potable. Pobladores viven en alerta por si aparece el vital líquido, aunque sea por algunas horas.

"Estamos en vigilia; cada rato revisamos si viene el agua, pero hace tres días que no hay nada", relata Angélica Oviedo mientras lava la ropa en un tajamar de la ciudad de Villa Hayes, tras la escasez.

En otras zonas –como Nanawa, Falcón, Chaco'i y Beterete Cue– la situación es igual. Los pobladores que pueden, compran el líquido para el consumo, ya que cuando aparece el agua corriente suele ser turbio, refieren los pobladores.

ÚH realizó un recorrido por la zona de Nanawa y ciudades aledañas, donde pudo observarse en cada casa baldes bajo la canilla y a sus habitantes manteniéndose en alerta por si se escuche el glorioso sonido y se visualice el esperado chorro potable.

Los vecinos cuentan que siempre tuvieron inconvenientes, pero el problema se acentuó luego de la última crecida del río hace un año.

El secretario de la Junta de Saneamiento, Lorenzo Quintana, refiere que cuando la Junta empezó a operar en el 2004, la producción de agua era para 1.500 usuarios, mientras que en la actualidad la capacidad se encuentra rebasada, ya que existen 2.704 usufructuarios.

"El consorcio Ypotî, que estaba a cargo anteriormente, no realizó una nueva planta que ya se precisaba. Posteriormente realizamos el contrato con otra empresa denominada Leduc SA, que luego de la crecida nos abandonó", asegura.

Planta de tratamiento. Quintana sostiene que actualmente concedieron a la empresa Arcasa SRL la operación en la planta de tratamiento; sin embargo, aclara que el servicio regular de agua potable se tendría recién dentro de 6 meses, aproximadamente, por los trabajos que implica concretar la obra en el lugar.

En el contrato figura que en el mediano plazo, en un lapso de 360 días, se realizará la colocación de caños para succión de agua cruda del río Paraguay, utilizando el sistema de bombeo de seis kilómetros para alimentar el nuevo módulo. En tanto que, como medida paliativa, señala que ahora realizan una estación de rebombeo.

"Lo que nosotros necesitamos es producir más agua y para ello necesitamos de más inversión. La Gobernación se había comprometido en hacer funcionar una nueva planta de producción; remitimos el pedido en mayo, pero jamás hubo respuesta", desglosa el funcionario de la Junta.

ESSAP, SIN RECURSOS. Quintana señala que tenían pensado entregar a Essap tras no contar con la capacidad de solventar, pero Ludovico Sarubbi, titular de dicha institución, expresó que la Essap no cuenta con los recursos necesarios para invertir en el sistema de la zona.