Mundo

Un fuerte temporal causa estragos en São Paulo

 

En la noche y madrugada del domingo para lunes cayó sobre São Paulo una lluvia muy fuerte y continua. La consecuencia fue un caos completo en la madrugada y mañana del lunes.

El río Tieté se desbordó y avanzó sobre la avenida del mismo nombre, de gran importancia en la ciudad ya que es la vía de acceso al aeropuerto internacional de Guarulhos.

SIN METRO. El funcionamiento del metro fue interrumpido por momentos y muchos colegios suspendieron las clases. Hubo muchas perdidas materiales: Casas invadidas por el agua, coches llevados por la fuerza de la lluvia. Felizmente, hay pocas noticias de perdidas humanas. Esta fue la mayor lluvia desde 1995. São Paulo, una ciudad inmensa, no está preparada para enfrentar problemas climáticos de esta magnitud.

Según informó a la agencia EFE el Cuerpo de Bomberos de São Paulo, el estado más poblado y rico de Brasil, en pocas horas, las lluvias provocaron 16 deslizamientos de tierras en la capital regional, 192 inundaciones y 113 caídas de árboles, aunque las autoridades tan solo barajan de momento una posible víctima mortal.

De acuerdo con el Departamento de Aguas y Energía Eléctrica de São Paulo, el río Pinheiros alcanzó su mayor nivel de los últimos 15 años.

También se suspendieron las clases en cerca de 40 escuelas de la urbe, donde aún había medio centenar de puntos inundados por la tarde, y la previsión es de más lluvias para los próximos días.

El bloque de importantes arterias de la ciudad hizo colapsar el tránsito y en la mañana se registraban 89 kilómetros de embotellamientos.

AISLADOS. Algunas comunidades de vecinos se quedaron aislados en sus barrios y muchos ni siquiera consiguieron llegar a sus puestos de trabajo. Entre la medianoche del domingo y la tarde de este lunes, el Cuerpo de Bomberos recibió unas 7.600 llamadas de emergencia en la capital paulista y la región metropolitana, donde también se han registrado importantes estragos.

El tremendo temporal también ha afectado a la economía. La Federación de Comercio de São Paulo calculó pérdidas por valor de 110 millones de reales (unos 25,4 millones de dólares) en un solo día.

El alcalde de São Paulo, Bruno Covas, afirmó que un comité de crisis trabaja para disminuir los daños y explicó que la gestión municipal realizó todo un trabajo preventivo de limpieza del alcantarillado, pero que el nivel de lluvia superó las expectativas.

Dejá tu comentario