Política

Tras varios años de esquivar a la Justicia cae el poderoso OGD

Luego de 20 años de ser legislador y un "intocable", Óscar González Daher es imputado y detenido con su hijo. Protagonizó varios escándalos de corrupción de los que salió ileso gracias al manto que le dio la política, hasta ayer.

Desde sus primeros pasos como político colorado stronista, afianzado con su ingreso al Congreso como diputado en 1998, Óscar González Daher (OGD) ha movido los hilos de la Justicia para salir ileso de cuanto proceso se abriera en su contra, así como también para beneficiar a sus cercanos o perjudicar a sus enemigos. Pero, por primera vez, el poderoso político fue detenido ayer, por el caso de supuesto enriquecimiento ilícito de G. 8 billones con su misteriosa empresa Príncipe di Savoia.

El nombre de dicha empresa saltó al tapete en el 2010, cuando ÚH destapó el esquema de evasión de más de 65 propiedades de OGD en Luque a través de la adulteración de datos en el sistema informático de la Comuna.

Pero este es uno más de los tantos casos que registró el ex legislador y que quedaron en la nada gracias al manto de impunidad que le dio la política, hasta la fecha, y en aquel tiempo la mano del entonces fiscal Arnaldo Giuzzio, quien llevaba adelante el caso y lo terminó blanqueando.

MERCEDES MAU. El primer escándalo que lo afectó y tuvo mucha repercusión fue el que llevó adelante el fiscal Alejandro Nissen, a quien le costó el cargo pocas horas después de haberlo imputado.

El caso se dio en el 2003, cuando el fiscal lo investigó por la tenencia de un vehículo Mercedes-Benz, supuestamente robado y traído desde Brasil. Pero OGD no fue desaforado por sus colegas y ya formaba parte del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM), desde donde logró presionar hasta que destituyeron del Ministerio Público a Nissen. Estuvo 14 años como integrante del JEM.

“A las 9.40 imputé a González Daher y a la hora ya estaba mi suspensión”, recordó a ÚH el ex fiscal, quien tuvo en total dos suspensiones y luego ya lo destituyeron. Nissen demandó al Estado paraguayo por su caso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

PLANILLEROS EN EL TSJE. Otro sonado caso fue el de los planilleros en el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) que saltó en el año 2011, cuando se descubrió a su secretaria Alelí Silva cobrando el sueldo de funcionarios fantasmas de dicha institución.

Según la Fiscalía, la mujer cobraba el sueldo de 12 funcionarios fantasmas, y se alzó con aproximadamente G. 200 millones en el periodo de un año, en perjuicio del TSJE. Reclutaba en su domicilio a las personas y allí les hacía firmar el contrato, pero terminaban prestando servicios en tres seccionales de Luque, supuestamente a pedido de OGD.

La causa fue llevada adelante por el agente fiscal Eduardo Cazenave, pero tampoco llegó a afectar al ex intocable político colorado, ya que no pudo reunir pruebas. El fiscal también fue objeto de presiones por haber investigado el caso vinculado al círculo de González Daher.

TARIFA MÍNIMA ANDE. Aunque no tuvo consecuencias en el ámbito judicial, un caso sonado fue la filtración de una boleta de ANDE de una propiedad en Asunción del polémico político colorado, por la cual, pese a la envergadura de la vivienda ubicada sobre la calle Luis Alberto de Herrera del microcentro capitalino, pagaba G. 95.000.

El caso se dio en el año 2015, y aunque la veracidad de este documento nunca fue confirmada ni rebatida por el entonces parlamentario, el mismo evitó conversar con los medios de comunicación respecto a las publicaciones.

La gente manifestó en ese entonces su indignación y recordó el caso de evasión que se dio en el 2010, lo cual aumentó las sospechas de un esquema parecido de evasión, pero de las tarifas por pago del servicio de suministro de energía eléctrica.

Ningún fiscal realizó investigación alguna y todo quedó como una sospecha sin confirmar.

AUDIOS DEL JEM. El escándalo que logró al menos la pérdida de investidura de OGD fue el de los audios filtrados al Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM), una serie de grabaciones obtenidas misteriosamente donde se oye al político hablar con jueces y fiscales donde se revela un esquema de tráfico de influencia en el ámbito de la Justicia.

Sin embargo, el mismo no llegó a ser imputado siquiera por el caso y volvió a los meses a integrar el cuerpo legislativo de la Cámara Alta al ser reelecto.

CAÍDA. Sin embargo, la caída de González Daher se inició con la presión ciudadana que realizó una maratón de escraches al legislador que duraron un total de 22 días frente a su domicilio en Luque y hasta frente al de uno de sus hijos.

En medio de uno de los escraches, la Fiscalía allanó su casa buscando la empresa Príncipe di Savoia, la cual era una de sus propiedades que evadían impuestos. La denuncia vino de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero (Seprelad) y el caso logra su detención por primera vez por enriquecimiento ilícito de unos G. 8 billones.

Príncipe di Savoia y la evasión de impuesto
Óscar González Daher fue imputado y detenido por enriquecimiento ilícito a través de su empresa Príncipe di Savoia, la misma que ÚH identificó que pertenecía al político luqueño cuando publicó en el 2010 el caso de evasión de impuesto inmobiliario de unos 65 inmuebles a través de la adulteración de datos en el sistema informático de la Municipalidad de Luque.
Una gran cantidad de edificios de dos o más pisos ubicados en pleno centro de la ciudad figuraban como terrenos baldíos sobre calles sin pavimento, con lo que lograba pagar sumas ínfimas, además de haber logrado la prescripción de sus deudas por inacción judicial de la Municipalidad.
En ese entonces, González Daher reconoció que las propiedades le pertenecían y para tratar de blanquear se pagó unos G. 85.127.000 ala Comuna. Arnaldo Giuzziollevó el caso y lo blanqueó.

Dejá tu comentario