País

Transeúntes ignoran uso de la franja peatonal, pese al riesgo que corren

Peatones cruzan en cualquier punto de las calles y se exponen a ser arrollados por los vehículos. Desde hace dos años rige multa en Asunción por esta infracción, pero hasta hoy no existe un solo sancionado.

La existencia de las franjas peatonales en cruces de avenidas y calles, que obligan a los automovilistas a detener la marcha para permitir que se pueda cruzar de una vereda a otra y que brinda una suerte de cobertura legal en caso de que un peatón sea arrollado, es ignorada por completo por los transeúntes, aún cuando son los más vulnerables en la vorágine del tráfico.

En recorrido realizado ayer por diferentes arterias de Asunción se pudo constatar que las personas atraviesan a mitad de cuadra, entre vehículos que circulan a gran velocidad, sin pensar en el alto riesgo que implica esa acción.

En el Taller de Periodismo en Seguridad Vial celebrado la semana pasada en Buenos Aires (Argentina) se divulgó el dato que de los 150.000 fallecidos que se tienen cada año en América Latina, 50% corresponden a peatones, ciclistas y motociclistas.

En Paraguay, de acuerdo con datos proporcionados por el Ministerio de Salud Pública, de un promedio de 1.202 muertes, un poco más del 22% corresponden a transeúntes, lo que equivaldría a unos 300 individuos.

INAPLICABLE. En Asunción, desde hace dos años, rigen sanciones a los peatones que incumplen las normas establecidas en la Ordenanza 479/10 Reglamento General de Tránsito, con multas que oscilan entre los G. 200 mil y 700 mil. La misma dice que ningún peatón podrá cruzar la calzada en medio de la cuadra ni tampoco hacerlo en diagonal, ni podrán ingresar súbitamente a la calle caminando o corriendo ni atravesarse al paso de un vehículo.

El director de Tránsito de la Comuna capitalina, ingeniero Luis María Pereira, admitió que esta norma es de difícil aplicación y desde la Policía Municipal de Tránsito (PMT) indicaron que hasta hoy no existe una sola persona multada por esta infracción.

El secretario de Transporte del gobierno de Buenos Aires, Juan José Méndez, dijo que si bien hay penas para los transeúntes, en la práctica es complicado intervenir a quien tiene en este caso el potencial de daño mayor.

“En la ecuación del tránsito, el peatón es el principal afectado o el más débil si se considera la fuerza que tiene un automóvil”, sostuvo.

El mismo expresó finalmente que en la capital porteña, el 80% de los conductores no ceden el paso a los peatones que buscan cruzar una vía de circulación.

Dejá tu comentario