Política

Todo indica que Ulises perderá su investidura

 

El titular de la Cámara de Diputados, Pedro Alliana (ANR), adelantó ayer que no se aceptará un nuevo pedido de permiso de su colega y correligionario Ulises Quintana, quien desde el viernes pasado guarda nuevamente prisión preventiva. Alliana advirtió incluso que correspondería en su caso la pérdida de investidura.

De hecho, el titular de Diputados ya convocó ayer a la suplente de Quintana, Rocío Abed (esposa del también diputado colorado, Justo Zacarías Irún), quien así vuelve a ocupar el escaño correspondiente y ya participó de la sesión de la Cámara.

Alliana mencionó que hasta el momento no recibieron ningún pedido de permiso y en las condiciones en que se encuentra Quintana, a no ser que consiga una resolución judicial favorable que le permita asistir a las sesiones, para la próxima semana no se descarta que puedan tratar su expulsión. “La primera vez ya cometimos un error y no vamos a volver a otorgar permiso para que pueda ir a la cárcel”, remarcó.

De acuerdo a Alliana, existen causales para la pérdida de investidura, y citó la inhabilidad que implica estar en prisión para ejercer su función de legislador. “Yo creo que es inminente su expulsión si él no consigue alguna medida y vuelve acá (a la Cámara) para explicar lo que está sucediendo”, puntualizó. Indicó que para esta ocasión se tendrían los votos necesarios para la expulsión de Quintana.

OTRAS BANCADAS. Además de Alliana, varios otros legisladores se expresaron a favor de la pérdida de investidura y en el caso del patriaqueridista Sebastián Villarejo le pidió a su colega que renuncie a su banca.

“Quiero decir al colega que creo que corresponde presentar su renuncia; que no permita que la Cámara pase por estos inconvenientes”, dijo.

Kattya González, del Encuentro Nacional, añadió que el caso Quintana debe llamar la atención en torno a depurar las filas políticas. Aseguró que el rechazo al pedido de pérdida de investidura la vez anterior se dio por un acuerdo de las mayorías. “Debemos tratar el caso Quintana y ver de alguna manera, sin violar un ápice del Reglamento (Interno), ni forzar la Constitución Nacional, dar una salida”.

Por su lado Jazmín Narváez dijo que Quintana no tiene ánimos de pedir un nuevo permiso y que su defensa trabaja en mecanismos para rever la decisión judicial.

Dejá tu comentario