28 may. 2024

Titular de Seprelad niega conflicto de intereses

María Epifanía González

María Epifanía González

Tras las declaraciones de Emanuele Ottolenghi, de la Fundación para la Defensa de las Democracias (EEUU), sobre la existencia de conflicto de intereses entre la política paraguaya y el mundo de los negocios, la ministra de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad) se pronunció negando tales conflictos y asegurando que la coordinación entre instituciones en el país es satisfactoria.

“Aprecio muchísimo el trabajo de Ottolenghi, aprecio el trabajo de cualquier investigador, pero creo que no conoce muy bien nuestra legislación: la Seprelad no supervisa a los bancos, no puede haber ese conflicto de interés porque nosotros no entramos en los bancos, el que entra a los bancos es la Superintendencia de Bancos; nosotros emitimos la norma, pero el que toma la norma y va a todos los bancos, y revisa si están cumpliendo o no con la norma de reporte de operación sospechosa, (y) el que aplica la sanción es la Superintendencia de Bancos, no la Seprelad”, explicó.

Estas declaraciones coinciden con la relación matrimonial que mantiene González con Miguel Ángel Rodríguez, actual miembro del Directorio del Banco Itapúa.

“Que el Banco Itapúa no está cumpliendo con su función, no sé, puede que sea cierto o no sea cierto, pero eso solo lo puede decir la Superintendencia de Bancos y de aplicar la sanción que corresponda”, agregó.

Ottolenghi, quien investigó el movimiento en la zona de la Triple Frontera, sostuvo que no se puede lograr un fortalecimiento del sistema de investigación cuando los que tienen la responsabilidad de investigar todavía tienen intereses en el sector económico que se debe investigar.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.