Política

Sindicalistas rechazan a titular de Indert y advierten con medidas

 

El nombre de Mario Vega no cayó bien entre los dirigentes sindicales del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert) por su nexo político con el ministro de Agricultura, Rodolfo Friedmann, y porque no hizo carrera dentro de la institución, que fue un pedido de los trabajadores, ya que los anteriores presidentes tuvieron las mismas características y terminaron desvinculados por casos de corrupción.

“No estamos conformes con la designación nuevamente de alguien que conoce poco o nada del andamiaje del Indert, tenemos una postura bien definida y creemos que el presidente (Mario Abdo) se volvió a equivocar en nominar a gente que no es de la casa”, cuestionó Lino Ávila, secretario general adjunto del Sindicato de Trabajadores de la Reforma Agraria (Sintra).

Igualmente, comentó que escucharán las intenciones del nuevo titular, quien asumió tras la renuncia de Horacio Torres, para tomar medidas. “Si viene de la mano de personas involucradas en el esquema de coimas y quiere continuar con lo mismo, no vamos a tolerar”, advirtió.

Los trabajadores quieren que Vega realice una auditoría y que caigan los involucrados en el caso de coimas.

Los campesinos, por su parte, rechazan que el nuevo presidente, un productor de la ciudad de Presidente Franco, Departamento de Alto Paraná, miembro de la Coordinadora Agrícola, provenga del sector sojero. Por ese motivo, se reunieron en asamblea para sentar una postura.

El dirigente del Movimiento Agrario Paraguayo, de Itapúa, Cleto Bustamante, anunció que si el nuevo presidente no se pone a disposición de las necesidades del campo, tomarán la institución.

Antes de la nominación de Vega, los sindicalistas entregaron al presidente Abdo una lista de cinco nombres de personas que consideran idóneas para el cargo.

Recordaron que el artículo 11 de la Ley 2419 que crea el Indert, detalla que “el presidente deberá ser de nacionalidad paraguaya natural, mayor de 30 años de edad, de reconocida honorabilidad, con título universitario y de probada idoneidad en materia de desarrollo agrario y rural”.

El sindicalista Luis Olmedo, dijo que el nuevo titular no cumple con estos requisitos, ya que se trata de un abogado, y para el cargo se requiere de un “alto conocimiento de las cuestiones agrarias”.

En tanto que el secretario del Sintibir, Roberto Díaz, afirmó que la mayoría de los presidentes ingresan por recomendación de algún ministro solo para cuidar las tierras de políticos poderosos. Aseguró que la Dirección de la Región Occidental, “se volvió una institución paralela en la que Enrique Gómez de la Fuente fue presidente paralelo que hacía dictámenes y esperaba instrucciones de Friedmann”.


Denuncian robo de documentos en oficina del Chaco
Miembros del sindicato del Indert denunciaron que bolsas de documentos se intentaron trasladar irregularmente de la sede de la institución, incluso por la noche.
Ayer, los sindicalistas grabaron el momento en que el policía Juan Carlos Quintana, que trabaja en la institución, retiraba carpetas y se vio obligado a devolverlas.
El activista Hugo Waldino Lovera comentó que los documentos correspondían a las dependencias de Asesoría Jurídica y la Dirección del Chaco, lo que podría comprometer la investigación por coimas.
“Llamamos al presidente, ministro del Interior, porque no confiamos en la Policía, que se haga un cerrojo y se lacre la información. Y la fiscala general del Estado no se chupe el dedo y que implemente todas las mediadas que puedan incriminar a estos delincuentes y ladrones de tierras públicas”, acusó.

Dejá tu comentario