Política

Sigue la guerra interna en el PLRA por el problema presupuestario

 

El sector llanista sigue apuntando a poner en duda la solvencia económica del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) para enfrentar las elecciones municipales. Ahora, referentes de ese sector señalan que no hay dinero en caja y el saldo está en rojo en el PLRA. Vaticinan que la crisis quedará más acentuada además porque los partidos ya no pueden emitir bonos al portador dado los cambios en materia del control al financiamiento político. La actual administración partidaria a cargo de Efraín Alegre niega esta situación, y se escuda en que el Estado debe desembolsar al partido por lo menos G. 16 millones en concepto de aporte y subsidio. Manifiestan que también cuentan con la previsión para cubrir los gastos ordinarios como el mantenimiento del local y sueldos para el personal.

Fue el senador Fernando Silva Facetti, de Equipo Joven, que lidera el titular del Congreso, Blas Llano, el que volvió ayer a la carga contra la administración de Alegre y sostuvo que es necesaria una auditoría al partido para saber en qué posición se encuentra. “Se debe auditar la compra de combustibles de los últimos tres años. Acá lo que nos preocupa es con cuánto vamos a llegar a las municipales por causa de la mala administración”, sostuvo Silva.

Señaló que tras la aparición de las cuestionadas facturas es difícil avizorar el panorama y fue categórico al afirmar que el PLRA tiene saldo rojo.

“En el 2010 la administración tenía G. 30 mil millones en caja y G. 10 mil millones en bono. En el 2013 había G. 40.000 millones. Esta administración gastó mucho en tiempos no electorales y ahora su excusa es que el partido puede sacar más bonos”, sostuvo Silva Facetti.

Posición. Por su parte, el administrador del partido Javier Morínigo señaló que la afirmación de Silva es falsa, puesto que el partido está por recibir una buena partida presupuestaria en materia de aporte y subsidio electoral que le adeuda el Estado.

Otra fuente de financiamiento es el aporte de las autoridades partidarias electas, varias de las cuales son morosas. “Esperamos los desembolsos de Hacienda para contar con el subsidio y aporte. Con lo percibido honraremos las deudas”, dijo Morínigo.

Agregó que desde luego, una vez que las deudas queden saldadas, se puede abrir otra línea de crédito, la que seguramente será la base para la financiación de la campaña electoral. Recordó que por ley, el aporte electoral no se puede utilizar para financiar campañas. Morínigo también explicó el motivo por el cual antes de 2013 el PLRA recibía más dinero, y era porque también se tenía en cuenta los cargos a gobernadores y como hoy ya no está establecido, el aporte que reciben en comparación a unos años atrás está en el orden del 40% menos.


El llanismo asegura que el partido no tiene recursos para enfrentar las elecciones municipales. La conducción retruca y afirma que recibirán G. 16 mil millones de subsidio y aporte del Estado.

Dejá tu comentario