Sucesos

Senad estima 2 a 3 focos de venta de crac por barrio en la capital

Antidrogas dicen que diariamente reciben denuncias sobre nuevos puntos de distribución.

La escena es casi rutinaria: Una familia detenida en un allanamiento a su vivienda. En su poder los organismos antidrogas encuentran cientos o miles de pequeñas dosis de crac y quizás otros narcóticos ilegales. Tan frecuentes son estos procedimientos que actualmente la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) estima que hay al menos dos o tres focos de distribución en cada barrio de Asunción.

Entre el viernes y el jueves pasado, dos familias fueron detenidas en estas circunstancias: en el Bañado Sur y en el barrio Tacumbú.

“Nosotros recibimos diariamente denuncias. Son de gente que vive alrededor de un proveedor de droga y que siempre termina sufriendo algún tipo de consecuencia: Se le roba algo de la casa, se le ataja cuando viene de su trabajo para pedirle plata o quizás un hijo puede estar metiéndose también en la droga. Generalmente, la comunidad sufre las consecuencias”, señala un agente de la Senad, que pidió la reserva de su identidad y participó durante años de los procedimientos de lucha contra el microtráfico.

microtrafico.jpg

En ese sentido, el agente antidroga menciona que una problemática común es la ubicación de focos de venta cerca de instituciones educativas, muchas veces con la fachada de otro negocio, como una despensa o un comedor. En estos casos hay una mayor facilidad de atraer clientes.

Asimismo, resalta que hoy en día la venta de drogas al menudeo, principalmente de crac o “chespi”, es un negocio que muchas veces “heredan” las mujeres, luego de que el padre, pareja o incluso hijo cae preso.

“Ayer (por el jueves) el Departamento de Operaciones Urbanas de la Senad hizo dos allanamientos, de los cuales se trajo cinco detenidos. De esos detenidos, cuatro son mujeres y uno es menor de edad. Todas estas personas tienen parientes hombres que ya están en la cárcel o tienen antecedentes por tráfico de drogas. Generalmente las mujeres se quedan con el negocio”, explica el agente especial.

INCAUTADO. Entre 2015 y 2019 la Senad incautó casi dos toneladas (1.880 kilogramos) de crac. Sin embargo, con esta droga las cifras pueden ser engañosas: Según el organismo antinarcóticos, de cada gramo de crac, salen diez dosis. El costo de cada dosis hoy en día es de diez mil guaraníes en adelante.

“El vendedor puede comprar diez gramos, que es una caja de fósforos, para revender esto en varias dosis. Por otro lado, un consumidor te puede consumir mucho crac en una noche, cada hora, porque el efecto es corto. Un solo adicto te puede consumir fácil 50 mil guaraníes en una noche. Ahí surge el problema social, porque de algún lado tiene que sacar ese dinero”, comenta el agente de la secretaría estatal.

Por otro lado, indica que existen organizaciones como el Clan Rotela, que son las que proveen a los focos de venta la materia prima, el crac o cocaína fumable, que generalmente viene de Bolivia, y es considerada como la droga más dañina para los adictos.

Dejá tu comentario