Sucesos

Seccionalero procesado por violencia hizo 120 llamadas perdidas a víctima

La denunciante recusó a la fiscala Ana Girala, quien había solicitado la desestimación de la causa por tratarse de una "relación extramatrimonial". El agresor le envió un obsequio a la mujer el 14 de febrero.

La fiscala Ana Girala fue recusada en una causa por violencia de género donde ella había solicitado el sobreseimiento definitivo para el denunciado Juan Víctor Molas Turo, presidente de la seccional de Fernando de Mora. La víctima, Natalia Ávalos, mostró pruebas del acoso al que le somete, como las 120 llamadas perdidas en un solo día.

Esto se dio luego de que el Juzgado Penal de Garantías de San Lorenzo, a cargo del juez Gustavo Bóveda, haya dado trámite de oposición a la solicitud de sobreseimiento que presentó la fiscala Girala. Pero la causa fue remitida de nuevo a la misma agente fiscal.

La recusación se basa en varios hechos llamativos que tuvo la causa que se inició en octubre del 2017, según explicó la abogada Sonia Von Lepel, representante legal de la víctima de violencia.

"Pidió la desestimación sin realizar diligencias mínimas como se deben realizar en este tipo de hechos, como el informe victimológico, la pericia siquiátrica del agresor denunciado, o verificar si el mismo cuenta con otras denuncias por violencia, o solicitar las medidas cautelares al Juzgado de Paz", indicó Von Lepel.

Natalia y el político colorado habían mantenido una relación durante seis años. Al ser víctima ya de agresiones físicas, la mujer denunció a Molas por violencia intrafamiliar.

La fiscala Girala había argumentado en su pedido de desestimación que no se podría tratar del hecho denunciado, ya que víctima y victimario tenían una relación extramatrimonial.

El juez Penal de Garantías menciona en su resolución que su justificación al dar trámite de oposición es que el pedido de desestimación que pidió el Ministerio Público es infundado.

"No había elementos para que la fiscala Girala pida lo que pidió, lo cual se constituye en una falta grave, porque el Ministerio Público debe presentar de manera fundada una desestimación", manifestó la abogada de la víctima.

SE PERDIERON. Natalia Ávalos, el día en que sufrió la golpiza, recibió en su domicilio en San Lorenzo al asistente fiscal Hugo Ortiz y a un médico forense de la Fiscalía que le realizó una inspección médica. Sin embargo, dicho documento no estaría en la carpeta fiscal de Girala. "Creemos que hay documentos que fueron desglosados de la carpeta fiscal, como el informe del médico forense y el acta de constitución del asistente fiscal", explicó Von Lepel al momento de fundamentar la recusación.

SIGUE. Mientras que la Fiscalía buscó beneficiar al seccionalero Molas, este seguía hostigando a su víctima y ex pareja. Natalia denunció que su agresor la llama incansablemente, e incluso el Día de los Enamorados le envío un obsequio, que ella lo devolvió.

Dejá tu comentario