País

Se imponen aguas turbias y algas tóxicas en área de isla San Francisco

Vertido de efluente sin tratamiento desde la planta del propio Municipio de Limpio sería uno de los factores de alta turbidez del cauce. En zona de Remanso aparecieron cianobacterias en la costa.

Un importante contraste se observa en el color de las aguas del río Paraguay, en el área dividida por la isla San Francisco, zona de Remanso. En el lado de la ribera se impone una alta turbidez y hasta afloramiento de algas tóxicas. Este aspecto se extiende hasta el punto de convergencia con el caudal de mayor dimensión.

El director de Recursos Hídricos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades), David Fariña, explicó a ÚH que podría tratarse de aguas residuales. Señaló además que las condiciones de altas temperaturas, bajo nivel del cauce y la contaminación del agua favorecen a la floración de algas tóxicas. Indicó que derivará el caso a la Dirección de Fiscalización.

SIN TRATAMIENTO. En la jornada de ayer se constituyeron en la zona fiscalizadores del Mades y constataron que la planta de tratamiento, propiedad de la Municipalidad de Limpio, realiza vertido de efluentes cloacales sin tratamiento previo al cauce del arroyo Damián. Este cauce es afluente del arroyo Itay, que desemboca en el riacho San Francisco y finalmente al río Paraguay.

Esta irregularidad sucede cada vez que la planta de tratamiento excede su capacidad de recepción, según manifestaron los responsables a los fiscalizadores. En el momento de la intervención además no contaban con la Declaración de Impacto Ambiental.

El director de Fiscalización, Julio Mareco, indicó que existen más fuentes de contaminación en la zona, pero alegó que ayer solo realizaron dicha intervención por cuestiones de recursos humanos. Prometió que seguirían las fiscalizaciones en el área.

ISLA. Mientras se registra alta contaminación en la zona, en paralelo se debate por el proyecto de megacomplejo hotelero y turístico a ser instalado en la isla San Francisco. Esta semana la Comisión Nacional de Defensa de los Recursos Naturales (Conaderna) convocó a autoridades municipales y departamentales como también a asociaciones de pescadores, a representante de la empresa Vimérica SA, encargada del proyecto, y a la directora del Mades.

Luego de un año, Vimérica retomó las negociaciones con las asociaciones de pescadores que se vieron afectados por los trabajos de refulado. El representante de la firma, Rodrigo Itarrulde, cuestionó que en la lista presentada por el Sindicato de Pescadores del Río Paraguay, de las 217 personas 105 estarían mintiendo en las declaraciones juradas. Indicó que se trata de funcionarios municipales, comerciantes y personas que residen en otros departamentos.

Por su parte, el concejal departamental de Central, Derlis Larroza, afirmó que recibieron denuncia del daño ambiental en el islote, frente a la isla y de importancia para el ecosistema. “Desde la Junta Departamental enviamos al Mades nuestra preocupación. No estamos en contra de las inversiones, pero sí queremos que se haga conforme al derecho y leyes ambientales”.


xasx

Dejá tu comentario