Economía

Rebaja tarifaria en Itaipú de cara al 2023 genera opiniones dispares

 

La reducción de tarifa de electricidad de la Itaipú sería una consecuencia de la cancelación de la deuda de la hidroeléctrica asumida para su construcción y que estaría totalmente saldada en el año 2023, lo cual sería auspicioso para el país porque permitiría bajar la tarifa del consumidor final y realizar más inversiones en infraestructura, según defienden varios expertos energéticos.

El ingeniero Orlando Valdés asegura que la rebaja tarifaria de la energía de Itaipú es consecuencia de la aplicación correcta de lo fijado en el Anexo C del Tratado de Itaipú, y asegura que la reducción es un escenario “real y posible”.

“La baja tarifaria de la energía será de gran beneficio para el ciudadano paraguayo, las pymes, los prestadores de servicios, las empresas en general que generan fuentes de trabajo y procesan materias primas y utilizan la electricidad como insumo”, asegura por su parte el ingeniero Javier Villate.

En tanto, el ingeniero Luis Fleitas calificó de “fantástica” la rebaja tarifaria y aclaró que Paraguay recibiría una mejor paga en la venta de los megawats/hora, lo cual generaría un adicional de USD 1.000 millones por la comercialización de la energía.

Sin embargo, desconfía de las buenas gestiones que pueda realizar el actual Gobierno paraguayo para defender sus intereses, considerando antecedentes de malos manejos administrativos.

CRÍTICO. El ingeniero Ricardo Canese criticó las recientes palabras de João Francisco Ferreira, director brasileño de la Itaipú, porque asegura que sostuvo de modo unilateral la baja de la tarifa de energía de la hidroeléctrica en 2022.

Ante la rebaja tarifaria energética que se dará en 2023, Canese aclaró que eso no generará un escenario muy propicio al país. Considera clave que Paraguay acuerde el precio de mercado para la energía nacional de la hidroeléctrica, ya que bajar la tarifa solo disminuiría las posibilidades a favor de Brasil, que aspira a un precio aún más subsidiado.

Añadió que la baja tarifaria “no es una ventaja para el pueblo paraguayo ni para el sistema eléctrico, ya que una tarifa baja en general beneficia más a los que más consumen (electrointensivas, grandes empresas y mansiones) y al ser general no se pueden establecer criterios que privilegien, por ejemplo, la generación de empleo y el cumplimiento de derechos humanos”.


La rebaja de la tarifa de la energía de Itaipú desde el 2023 por la cancelación de la deuda de la usina despierta opiniones dispares entre ingenieros. En tanto, critican una eventual mala gestión del Gobierno.

Dejá tu comentario