Sucesos

Procesado por violencia con nuevo arresto domiciliario, pese a incumplir

Marcos Gomes Da Silva fue imputado por el fiscal Yoan Paul López por violencia familiar. El mismo había incumplido con las medidas; fue encontrado en la calle por la Policía, pero le envían de vuelta a casa.

La jueza Penal de Garantías, Rosarito Montanía, otorgó nuevamente arresto domiciliario a Marcos Gomes da Silva quien está procesado por violencia familiar, que constituye un crimen.

La mencionada magistrada beneficia al encausado pese a que este incumplió con las medidas alternativas a la prisión que le fueron impuestas por otro juez.

Gomes fue imputado por el fiscal Yoan Paul López por violencia familiar por supuestamente agredir a su pareja en diciembre del año pasado. Habiendo pasado diez meses de la denuncia, no se tiene aún la audiencia preliminar contra el denunciado.

Según el abogado querellante, Álvaro Rojas, el hombre incumple constantemente con su arresto domiciliario, saliendo inclusive a fiestas con sus amistades.

Los antecedentes del caso indican que el 21 de noviembre del 2017, una de las vecinas de la familia y amiga de la victima S.M., realizó una denuncia formal en la Comisaría 10ª Metropolitana en contra Marcos Gomes da Silva, quien amenazó a la vecina en contratar a sicarios si es que la misma no deja de ayudar a la víctima a avanzar con los trámites del divorcio que se inició por una infidelidad descubierta por esta.

El 8 de diciembre del 2017, se dio la violencia física, contra S.M., alrededor de las 2.30. Supuestamente la víctima fue echada de unas escaleras por su pareja, hecho que se denunció horas después en la comisaría jurisdiccional.

Sin embargo la denuncia fue llevada al Juzgado de Paz recién tres días después.

El 12 de diciembre el Juzgado de Paz dicta las medidas de protección a favor de la víctima, decreta la exclusión de hogar a Marcos Gomes da Silva, prohibición de acercamiento a menos de 500 metros de la casa de la víctima, prohibición de comunicación por cualquier medio con la denunciante, y prohibición de concurrir al mismo lugar que la víctima. El 19 de diciembre se realizó la denuncia formal en la unidad fiscal barrial 8, que quedó a cargo del fiscal Yoan Paul López.

Según el abogado Rojas, el hombre en todo momento violó todo lo dispuesto por el juzgado de paz, ya que por todos los medios empezó a amenazar a la víctima, y fue denunciado por desacato.

En marzo del 2018, el fiscal López imputa a Gomes da Silva, y solicita medidas alternativas a la prisión, lo que el juez Rubén Riquelme otorga.

Como el hombre varias veces incumplió lo resuelto por el Juzgado de Paz, confirma las medidas de seguridad para la víctima y además informa al fiscal sobre los desacatos en que había caído el procesado, presionando y coaccionando a la víctima. Los agentes de la Comisaría 10ª fueron hasta el departamento de Gomes da Silva, y este no se encontraba en su lugar de arresto.

Los agentes de la Comisaría 11ª Metropolitana encontraron el 9 de octubre pasado al procesado en la vía pública por lo que fue detenido. Al día siguiente fue llevado hasta la jueza Montanía, quien nuevamente le dio arresto domiciliario.

Dejá tu comentario