Interior

Por primera vez identifican y ordenan a mesiteros en CDE

 

El microcentro de Ciudad del Este, capital del Alto Paraná, siempre fue una especie de tierra de nadie donde cada rincón de espacio público se cotiza en miles de dólares y la compraventa, disfrazada de sesión de derecho, de espacios públicos era de público conocimiento y no tenía intervención municipal a pesar de tratarse de una operación totalmente ilegal.

Después de muchos conflictos, finalmente la actual administración municipal logró llevar adelante un censo que no resultó nada fácil debido a que reveló muchas irregularidades en la ocupación de espacios públicos y cómo la compraventa de las nuevas casillas resultaba en un lucrativo negocio de funcionarios municipales, entre los que aparecen abiertamente involucrados hasta concejales municipales, como Celso Kelembu Miranda.

Este edil repartió casillas en el microcentro a sus familiares, amigos y allegados, según el relevamiento de datos realizado por la actual administración municipal y que le costó el cargo a Javier Miranda, quien se desempeñaba como jefe de fiscalización de espacios públicos. Miranda soportó la presión, pero finalmente fue relevado del cargo y trasladado a otro sector.

Empero, logró concluir el censo de trabajadores, permitiendo por primera vez al Municipio contar con un registro real y actualizado de los ocupantes de la vía pública, con lo cual se busca frenar los hechos de corrupción.

Desde esta semana, lo que sería la segunda fase de este trabajo, a través de la División de Fiscalización, se inició un proceso de enumeración de casillas y mesitas del microcentro local.

El objetivo de este trabajo es actualizar la base de datos existente, conocer e identificar con exactitud la cantidad de permisionarios y obtener una localización exacta de sus puestos de ventas. WF

Dejá tu comentario