Política

Patrimonio del clan Franco aumentó en cargos públicos

Tras ocupar varios puestos públicos en el Estado, la familia liberal de los Franco vio florecer su patrimonio a pasos agigantados, según se puede leer de sus DDJJ publicadas por la Contraloría.

Tanto el ex presidente de la República Federico Franco, como su hermano el ex vicepresidente de la República Julio César Yoyito Franco, así como sus respectivas esposas e hijos, hermano y otros parientes, cuentan con millonarios activos. El clan liberal cuenta con un gran número de miembros que ingresaron a la función pública gracias a cargos electivos y a la influencia política sobre instituciones del Estado.

El ascenso económico de Federico Franco, que ocupó cargos desde intendente de Fernando del Mora hasta el máximo cargo en el Poder Ejecutivo, es notoriamente llamativo, ya que tuvo un crecimiento de casi 1.000%.

DDJJ. De haber declarado un patrimonio neto de G. 605.459.699 en el año 2001, tras dejar el cargo de intendente de Fernando de la Mora, en su declaración jurada del 2013, cuando dejó la Presidencia de la República, la Fortuna de Federico Franco saltó a G. 6.035.964.917, con activos por G. 6.118.964.917 y pasivos por G. 83 millones.

Su esposa, la ex legisladora por el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) Emilia Alfaro de Franco, con quien no tiene separación de bienes, según manifestó, declaró en el año 2013, el mismo año que Federico dejó el sillón presidencial, un patrimonio neto que alcanza el monto de G. 6.022.250.20, así como también declaró no contar con deuda alguna.

El hijo de ambos, Luis Federico Franco Alfaro, actual concejal en San Lorenzo, también ocupó cargos públicos, como el de director administrativo de la Municipalidad de San Lorenzo. Tras asumir como concejal en dicha Comuna, presentó en el 2016 su declaración jurada, donde señala contar con un patrimonio neto de G. 1.090.500.000, activos por G. 1.635.500.000 y pasivos por G. 546 millones.

La otra familia fuerte del clan es la de Julio César Yoyito Franco, quien también pasó por varios cargos públicos, desde intendente de Fernando de la Mora en 1991 hasta el de vicepresidente de la República en el año 2000, tras el Marzo Paraguayo.

La declaración jurada que presentó al asumir dicho cargo a principio de siglo manifestó un patrimonio de aproximadamente G. 475 millones de patrimonio neto, con activos de unos G. 625 millones y pasivos de G. 150 millones.

Yoyito terminó renunciando a la vicepresidencia en el 2002 y en el 2003 fue nuevamente electo senador por el PLRA hasta el 2008, luego hasta el 2013 y finalmente hasta el año 2018.

En su declaración jurada del 2013, ya presentó un aumento importante en relación a su patrimonio neto del 2000, con la suma de G. 2.285.059.904, con activos por G. 2.297.559.904 y pasivos por G. 12.500.000, cuatro veces más en 13 años.

Su esposa, la ex senadora Mirtha Vergara de Franco, declaró por su parte en el año 2012 un patrimonio neto de G. 2.440.597.485, activos por G. 2.448.097.485 y pasivos G. 7.500.000.

El hijo de ambos, Luis Fernando Franco Vergara, ex funcionario en el TSJE y el Senado, declaró en el 2013 un patrimonio neto de G. 1.573.000.000, activos por G. 1.663 millones y pasivos G. 90.000.000.

Aníbal Franco Gómez, hermano de Federico y de Yoyito, ex intendente de Fernando de la Mora quien también logró ingresar a Itaipú, presentó en el año 2016 su declaración jurada con un patrimonio neto de G. 2.155.983.596, activos por G. 2.632.754.000 y pasivos G. 476.770.404.

Otro hijo de Yoyito y Mirtha que entró a la función pública es Julio César Ramón Franco, pero no se cuenta con declaración jurada suya publicada. Tampoco el de otros numerosos miembros de la familia.

Embed



Federico dice que varios de sus bienes fueron gracias a herencias
Respecto a sus declaraciones juradas y la de su familia, el ex vicepresidente de la República Federico Franco envió una nota a ÚH manifestando que han pasado los exámenes de correspondencia realizados por la Contraloría en su momento, y dio algunos detalles sobre sus bienes, como el departamento en Arroio do Silva, en Santa Catarina, Brasil, que indica fue heredado y comprado por sus padres en 1980.
Afirmó que tanto él como su esposa pueden respaldar todos los bienes con los que cuenta, y eso lo respaldan los dictámenes de la Contraloría.
“Otro hecho importante de destacar y que confirma todo lo mencionado es que no tengo informe alguno sobre actividades sospechosas desde la perspectiva de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad)”, indica Franco.
Explicó que los ingresos percibidos por su familia desde el año 1994 hasta agosto de 2013 totalizan G. 7.346.825.540, explicando que corresponden, en su caso, a sus ganancias en sueldos, en sus empresas privadas y también las ganancias de su esposa.
“Finalmente, todo lo que percibimos es lo que nos corresponde en concepto de salario en los cargos ocupados”, expresa finalmente la nota firmada por el ex mandatario.
La nota remitida contiene un cuadro explicativo respecto a cómo la Contraloría juzga la correspondencia de las declaraciones juradas, indicando que la suya pasó.

Dejá tu comentario