Sucesos

Para la Fiscalía, Minotauro estuvo detrás de la muerte de Leo Veras

La investigación apunta a que la muerte del periodista brasileño en Pedro Juan se dio en el contexto de una guerra por el control del tráfico de drogas en la zona.

Para el Ministerio Público, que investiga la muerte por encargo del periodista brasileño Leo Veras, todos los caminos para llegar al autor intelectual del crimen, conducen al Primer Comando Capital (PCC) y a uno de sus líderes, Sergio de Arruda Quintiliano Neto, alias Minotauro.

El fiscal Marcelo Pecci, uno de los integrantes del equipo de investigadores, fue el que confirmó esta versión en comunicación con radio Monumental 1080.

“Se tiene una hipótesis de que el pedido había sido del grupo de Minotauro”, señaló el agente del Ministerio Público.

De acuerdo a los datos que manejan los investigadores desde mediados del año 2016, Minotauro lidera una organización criminal que busca quedarse con el control del tráfico de drogas en la zona de la frontera.

La aparición del hombre de nacionalidad brasileña, y el rápido crecimiento de su figura, hizo que se desatara una guerra sangrienta en la frontera entre organizaciones dedicadas a negocios ilícitos.

Gran número de los más de 70 casos de sicariato que se dieron en Pedro Juan Caballero el año pasado, habrían sido ordenados por Sergio de Arruda, atentando contra los hombres de confianza de Jarvis Chimenes Pavão, considerado capo del narcotráfico, actualmente preso en Brasil.

Para esta disputa sangrienta, Minotauro habría organizado un terrible equipo liderado por Ederson Benítez Salinas alias Ryguasu y Marcio Sánchez alias Aguacate. También se menciona a Waldemar Pereira Rivas (36) alias Cachorro. Todos están siendo buscados por la Policía.

Los mismos no fueron encontrados en los 19 allanamientos que se realizaron en la capital del departamento de Amambay, donde quedaron detenidas 10 personas, que también serían parte de la investigación.

El arma. El fiscal Pecci admitió que todavía no fue encontrada el arma con el que mataron al periodista, en su propia casa del barrio Jardín Aurora de Pedro Juan, el pasado 12 de febrero.

Sin embargo, señaló que tienen elementos suficientes como para sospechar de la organización criminal liderada por Minotauro, que habría dejado rastros en la escena del crimen.

“La vainilla servida y percutida fue sometida a un banco balístico y dio por resultado una correspondencia con una misma arma que fue utilizada en otros seis casos más”, agregó el fiscal.

En los operativos, además de las detenciones, también se pudo incautar el vehículo que habría sido utilizado para el crimen del comunicador de frontera.

Se trata de una camioneta de la marca Jeep, que fue visualizada por los testigos.


Ex agente policial e investigador

Lourenço Veras, más conocido como Leo, en la frontera, antes de incursionar en la comunicación, se desempeñó como agente policial en Ponta Porã. Estuvo más de 20 años al servicio de la policía brasileña, según fuentes.

De allí, su facilidad para captar fuentes en la institución del vecino país y realizar publicaciones referentes al crimen organizado.

Las publicaciones realizadas en su sitio web, Poranews, donde se difundía informaciones en portugués y español, habrían molestado a referentes del crimen organizado, que ya lo habrían tenido amenazado.

Veras murió al recibir 12 tiros de pistola, en distintas partes del cuerpo.

Dejá tu comentario