Mundo

Para Bolsonaro el juez Moro será el norte en el combate a la corrupción

El magistrado, que aceptó ser ministro de Justicia, encargado de la Operación Lava Jato, la mayor investigación sobre sobornos, cumplió 4 años con 123 políticos y empresarios condenados.

EFE
RÍO DE JANEIRO - BRASIL

El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, celebró ayer que el juez Sergio Moro, responsable de la Operación Lava Jato, aceptara su invitación para ser su ministro de Justicia y dijo que su agenda será el norte que guiará la lucha anticorrupción en el país.

“Su agenda anticorrupción, anticrimen organizado, con respeto a la Constitución y a las leyes será nuestro norte”, escribió en sus redes sociales.

El mandatario electo, vencedor de las elecciones el domingo con 55% de los votos, se reunió en su casa de Río de Janeiro con Moro, quien condenó al ex presidente Lula da Silva y ordenó su ingreso en prisión, para ofrecerle la cartera del Ministerio de Justicia que asumirá el 1 de enero.

Moro, símbolo de la lucha anticorrupción para una gran parte de la población y responsable por las investigaciones del vasto escándalo de corrupción destapado en la petrolera Petrobas, aceptó la invitación y abandonará la magistratura tras 22 años. La Operación Lava Jato, la mayor investigación contra la corrupción en la historia de Brasil y que destapó un gigantesco escándalo de desvíos en la petrolera Petrobras, completó 4 años con 123 políticos y empresarios condenados.

Bolsonaro, un nostálgico de la última dictadura militar en Brasil, confirmó en una entrevista en un telediario que pensaba en el magistrado para ser titular de la cartera de Justicia o para ocupar la próxima vacante que surgiese en la Corte Suprema, el máximo tribunal del país.

El juez trabaja en la decimotercera Corte Penal Federal de Curitiba, donde se concentran las investigaciones en primera instancia del caso de corrupción en Petrobras, que destapó los millonarios desvíos que operaron durante una década en la estatal.

El escándalo en la petrolera llevó a prisión a importantes empresarios y políticos, entre ellos a Lula, a quien Moro condenó a 9 años y 6 meses por corrupción pasiva y lavado de dinero. Luego, decretó su prisión cuando la pena fue ratificada y ampliada a 12 años de cárcel en segunda instancia. Según datos de la Fiscalía la investigación identificó pagos de sobornos por un valor de 2.064 millones de dólares.

PT dice que el magistrado muestra su parcialidad
El Partido de los Trabajadores (PT) dijo que el juez Sergio Moro, responsable en primera instancia de la mayor operación anticorrupción del país, muestra su parcialidad en la Lava Jato al aceptar ser ministro de Justicia del Gobierno del presidente electo, Jair Bolsonaro. “¡La estafa del siglo! el juez Sergio Moro será ministro de Justicia del gobierno, quien solo consiguió elegirse porque Lula fue condenado e impedido de participar en las elecciones”, escribió la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann. En su opinión, Moro fue clave para que Lula, fuera inhabilitado de participar en las presidenciales, a pesar de que fue la Justicia Electoral la que inhabilitó después de ser condenado en segunda instancia.

Dejá tu comentario