Política

Opositores logran salvar a Luis Yd de la intervención

 

La Cámara de Diputados rechazó ayer en sesión ordinaria el pedido de intervención de la Municipalidad de Encarnación, que está bajo administración del intendente del Partido Patria Querida (PPQ), Luis Yd, en alianza con el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA).

El diputado liberal Sergio Rojas dijo que todas las denuncias fueron desmentidas por el jefe comunal, negó que existan deudas impositivas a Catastro, como indicaba una de las acusaciones, y aseguró que todos los cheques emitidos estaban fondeados por las cuentas corrientes que posee la Municipalidad.

El también liberal Carlos Silva refirió que las denuncias de los concejales se hicieron de manera subjetiva, por ejemplo, sobre la falta del almuerzo escolar, no hubo testimonio de algún director. También indicó que no existen obras inconclusas pagadas. “No es posible cuantificar daño patrimonial”, remató.

Por su parte, el colorado cartista Hugo Ramírez apuntó que existen dudas y pidió acompañar la intervención. En el mismo sentido se pronunció la cartista Del Pilar Medina, quien reclamó que los mismos que votaron por la intervención de Ciudad del Este ahora quieren salvar a Luis Yd, calificando el hecho como indignación selectiva. “Ya existen números para salvar a Barrabás”, exclamó.

El diputado Sebastián Villarejo, del PPQ, destacó que la memoria de gestión fue presentada y las deudas pagadas. Resaltó que fue el único intendente en la historia que pagó a Dibén.

El colorado abdista Colym Soroka aseguró que se cometieron irregularidades, como dinero público ingresado como pago de tributo en la Tesorería municipal sin que se sepa quién es el responsable, habló de depósitos extemporáneos, préstamos adeudados y dinero desviado. Pidió a los partidos no colorados que no tengan miedo de rendir cuentas. “No solo exijan, también den el ejemplo”, expresó. El cartista Bachi Núñez cuestionó que cuando el acusado no es colorado, se habla de falla informática, y cuando es colorado, lesión de confianza.

Dejá tu comentario