Sucesos

Nueva ley sobre elaborar aceite de cannabis también castiga la tenencia

Édgar Martínez Sacoman, quien afirma que producía aceite de cannabis para ayudar a varias personas, fue condenado por tenencia a 5 años de prisión y no por la elaboración, dice el fiscal.

La condena a 5 años por tenencia sin autorización de sustancia estupefaciente a Edgar Martínez Sacoman, quien afirma ser productor de aceite de cannabis, tiene base legal, sostiene el fiscal Elvio Aguilera, al señalar que no se juzgó la producción del aceite de marihuana, sino la tenencia sin autorización de la sustancia estupefaciente.

Aguilera recordó que la nueva Ley 6007 que crea el programa nacional para estudio, investigación médica y científica del uso medicinal del cannabis y sus derivados, y los decretos que lo reglamentan, refieren que el incumplimiento será pasible de las sanciones que establecen el Código Sanitario y la Ley 1340, referente a la tenencia y tráfico de estupefacientes.

Martínez Sacoman fue condenado el martes a 5 años de prisión, que es la pena mínima por la tenencia sin autorización de sustancias estupefacientes, pena aplicada por el Tribunal de Sentencia integrada por los jueces Zunilda Martínez, Herminio Montiel y Evangelina Villalba.

El mismo sostiene que producía aceite de cannabis para tratar enfermedades por varias personas. Tuvo el apoyo de la organización Mama Cultiva, cuyos integrantes estuvieron como testigos durante el juicio oral realizado en el 2017 y que luego fue anulado.

Las publicaciones sobre el caso también abrieron un debate sobre el uso medicinal del aceite de cannabis en el país. Los decretos para la importación, la Ley 6007 y el reglamento de esta ley se dieron a conocer en el 2018 para adelante, de acuerdo con los antecedentes.

RESINA. El fiscal Aguilera afirmó que la teoría de la defensa se basó en que Martínez producía aceite de marihuana, pero que los resultados laboratoriales confirmaron que el mismo tenía en su poder 920 gr. de marihuana congelada y resina de la hierba, cuando fue allanado su dúplex en el 2016.

En casa de Sacoman estaba Estefanía Ibañez Restrepo, novia de Carlos Andrés Pulgarin Tobon, quien residía en el mismo edificio, según el fiscal. Martínez Sacoman declaró que era su socio en cuestiones de minería.

“Trató de justificar su conducta, que había una causa de justificación, pero no tenía autorización legal, ni extrapenal, ni administrativa para elaborar el aceite”, afirmó el fiscal.

“Se encontró un documento judiciario del Brasil, donde se menciona que Martínez Sacoman tuvo un proceso penal por comercialización de medicamentos no autorizados. Él reconoció que tuvo problemas en el Brasil, que le dieron salidas alternativas, dijo que eran ampollas que llevó. De los 20 moldes (de metal) que compró, según la factura, sólo encontramos 17”, sostuvo.


“Sacó la nalga a la jeringa”
Para el abogado defensor Derlis Martinez, “el Tribunal sacó la nalga a la jeringa”, al considerar que “lo grave para nosotros es que el Tribunal dijo que no le competía analizar si era para aceite medicinal o no, porque justamente eso era el punto central que se discutía en juicio. El Tribunal evitó analizar eso, porque tenía que profundizar el análisis jurídico y darle una solución jurídica diferente al caso, si se trataba de cuál era el uso que se le iba a dar a la marihuana”.
Además, mencionó que “hay dos versiones del Ministerio Público sobre un mismo punto, en el que piden el sobreseimiento definitivo y en otro la condena, por la producción del aceite medicinal del cannabis para ayudar a la gente”, y que en ese contexto, “el fiscal Aguilera quiere desconocer las condiciones en que fueron encontradas la marihuana”.

Dejá tu comentario