Sucesos

Niña indígena maniatada y abusada es explotada desde los ocho años

La menor estaba bajo los efectos de drogas al ser rescatada de uno de los depósitos abandonados de la ex cervecería de Asunción. Anteriormente, fue asistida por casos similares, pero el sistema falló.

Una niña indígena encontrada desnuda y maniatada fue rescatada de uno de los depósitos de la ex Cervecería Paraguaya de Asunción en la madrugada de ayer. Según confirmaron, la menor fue abusada y estaba bajo los efectos de las drogas.

Los intervinientes refirieron que no es la primera vez que se auxilia a esta menor de 14 años, y confirmaron que fue sometida a explotación sexual en reiteradas ocasiones.

En el caso, un indígena fue detenido y luego un cuidacoches. Este es apuntado como uno de los presuntos abusadores.

La ministra de la Niñez, Teresa Martínez, refirió que desde que la menor tenía 8 años que se interviene su caso, y que entonces ya era sometida sexualmente. “Recuerdo, cuando era fiscala, intervine su caso en Luque, en las inmediaciones del Hotel Bourbon, donde agarramos al líder. Unos años después nuevamente le rescaté del mismo lugar de ahora, la ex cervecería, y ya estaba consumiendo droga”.

El rescate de ayer ocurrió en la madrugada. A las 0.15 la Policía recibió la alerta. Un ciudadano avisó al 911 y verificó el lugar, ya que escuchó gritos. Ahí encontró a la menor, pidiendo auxilio, con las manos atadas y sin ropa.

Se solicitó personal médico y en el vehículo de los bomberos fue trasladada al Hospital de Barrio Obrero, donde quedó internada. “Estaba muy shockeada la nena, gritaba, lloraba y no podía hablar”, afirmó el suboficial Carlos Benítez, de la Comisaría 1ª.

La Defensoría de la Niñez derivó a la niña al Centro de Adicciones para su internación y desintoxicación. La defensora Lorena Segovia confirmó que ya habría formado parte de una red de explotación sexual y había sido reinsertada. “La primera vez que se realizó un procedimiento, ella se mostraba muy violenta”.

El viceministro de Protección Integral de la Niñez, Eduardo Escobar, también dijo que la niña ya ha sido explotada sexualmente, “y luego ha regresado por su propia voluntad o inducida por otras personas. Tenemos información de que ellos son de la zona de Canindeyú”. Al ser consultado por qué no se hizo un seguimiento, dijo que en la comunidad muchas veces ellos le proveen de ese apoyo para tratar de salir de las drogas, pero es difícil cuando un adicto no colabora. Confirmó también que la menor es adicta y en el caso anterior ya se pidió su internación.

“Esta niña ya ha sido abordada en numerosas ocasiones por el Ministerio de la Niñez y la Adolescencia, pero ella se resiste a ser ayudada. Pega, se escapa, se tira del vehículo, les muerde a los compañeros, entonces es difícil trabajar con este tipo de población”, dijo.

Opinión
Falta abordar a las comunidades enteras
“A ellos se les lleva a su comunidad, pero vuelven y quedan sin protección, por eso nosotros estamos trabajando en un nuevo modelo de intervención con los pueblos originarios, que es trabajar en su comunidad. Ya hay antecedentes (de sometimiento sexual) en su historia de vida (la menor). La última vez se le llevó al Centro de Rehabilitación de Pueblos Originarios en Punta Porã. De ahí no se sabe si se le trajo o ella vino, porque cuando los chicos salen, quieren retornar a la ciudad, es una cuestión que ella no está totalmente rehabilitada”.

Teresa Martínez, ministra.

Dejá tu comentario