Política

Negocios cierran sus puertas a los diputados blindados

 

Varios centros comerciales de nuestro país empezaron a prohibir la entrada a los diputados blindados esta semana en una sesión, que sigue generando la indignación en las redes sociales. Por ejemplo, los shoppings Mariano y Mariscal declararon a los legisladores, Carlos Portillo (PLRA), Ulises Quintana (ANR) y Tomás Rivas (ANR) como “personas no gratas”.

Además, a esta iniciativa se adhirió la empresa Sastrería Robert. Este establecimiento afirmó que “en Robert no tienen cabida los roedores”, en alusión a los diputados blindados y a los que votaron por este blindaje.

También el restaurante La Tarantella prohíbe el ingreso de los diputados protegidos por sus pares. “Estamos cansados; a nosotros nadie nos regala nada, trabajamos todos los días para crear fuentes de trabajo y ayudar a muchas familias. Estamos cansados de trabajar para pagar impuestos, cumplir con todas nuestras obligaciones para que al final unos impresentables despilfarren nuestro dinero y se cubran entre ellos. Estamos cansados de la impunidad y de la falta de respeto”, indicó el local en las redes sociales.

Sesión. Luego de más de un año, sin más trámites, una mayoría de colorados, a excepción de Ramón Romero Roa, y cinco liberales, decidieron salvar a Tomás Rivas y Ulises Quintana y a Carlos Portillo. De esa manera violaron la Constitución que habla de sacar la investidura por mayoría simple de votos a un legislador que cometa tráfico de influencia fehacientemente comprobado.

Los pedidos de pérdida de investidura que pesaban contra los parlamentarios fueron remitidos al archivo sin que uno solo de sus pares hable en defensa de los acusados.

La sesión ordinaria del miércoles no se realizó en Diputados debido a que las dos bancadas coloradas no llegaron a la sala porque seguían negociando el trámite que les iban a dar a los pedidos, por lo que se convocó a una extraordinaria ya con los votos cantados en contra de la expulsión.

Una reglamentación para la pérdida de investidura estaba en el punto 12 del orden del día, pero ni siquiera llegó a ser analizada porque el diputado oficialista Carlos Núñez Salinas solicitó un cuarto intermedio para que se convoque a otra extraordinaria y se traten los pedidos. Su propuesta fue aceptada por la mayoría y se concretó el blindaje.

Dejá tu comentario