Interior

Municipalidad de Mallorquín debe hasta por los regalos entregados

La Comuna estuvo administrada por 2 periodos por el liberal Mario Noguera, quien renunció unos meses antes de las elecciones, dejando el cargo a Gustavo Benítez, para volver a postularse.

La deuda constatada es de G. 1.710 millones en el corte administrativo, además de otras deudas, algunas que pueden ser reconocidas y otras no, de acuerdo a la versión del nuevo intendente Elvio Coronel. Entre las más variadas deudas se halla un congelador regalado al Centro de Salud local, que fue adquirido en cuotas y no se pagó.

La Comuna estuvo administrada por dos periodos por el liberal Mario Noguera, quien renunció unos meses antes de las elecciones municipales, dejando el cargo a Gustavo Benítez, para volver a postularse y perder.

La Comuna tiene una sola motoniveladora en funcionamiento y es utilizada para la reparación de caminos vecinales, pero para poder operar se tuvo que recurrir a donaciones, ya que la Comuna tiene una deuda de más de G. 250 millones por combustible a una empresa. “La Municipalidad tenía un presupuesto de G. 400 millones para combustible, pero se amplió más G. 60 millones, además de haberse pagado otros G. 60 millones de recursos propios y luego la deuda actual”, informó Coronel. La retroexcavadora está en un taller hace más de 2 años. “Solo la motoniveladora funciona, en el corte decía que las maquinarias estaban en buen estado. Hicimos las salvedades correspondientes, pedimos informes técnicos de gente especializada que nos diga en qué condiciones se recibieron esas maquinarias. Seguían facturando como si fuere que se cargaba combustible. Vamos a denunciar cuando tengamos todos los documentos”, afirmó.

Coronel publicó en la cuenta de la Municipalidad de la redes sociales que de 9 desmalezadoras supuestamente existentes, solo 3 fueron halladas, uno sin funcionar.

“Estamos analizando un empedrado de 2 cuadras avaluado en G. 160 millones en la administración de Gustavo Benítez, que ya se está levantando todo otra vez, antes de cumplir 3 meses de su construcción. El costo estimativo es de G. 50 millones por cuadra, o sea, se debió hacer 3 cuadras con ese dinero. No vamos a reconocer por la calidad de la obra y el costo. Los muebles adquiridos para las instituciones educativas también ya devolvimos todos”, explicó.

PARA LA FOTO. El caso más llamativo es la donación de una congeladora al Centro de Salud de Mallorquín, que se había retirado en cuotas y ahora la firma vendedora ya quiere cobrar por su mercancía. “Se sacaron fotos como si fuera la donación de ellos, pero había sido que se quitó en cuotas y ahora la firma nos llama queriendo cobrar”, relató.

“Duele porque es plata de la gente, recursos que pudo ser invertido”, agregó, al señalar que a la suma de G. 1.710 millones se debe agregar otra de G. 108 millones que se debe abonar al Ministerio de Hacienda la Gobernación, la Caja de Jubilaciones y con los municipios de menor categoría, para que se pueda recibir las transferencias de los recursos de Fonacide y royaltíes.

“Recibimos una notificación de la Caja de Jubilaciones por monto de G. 50 millones, que no se depositó. Pagaron el primer cuatrimestre del año y el resto ya no”, lamentó.

Dejá tu comentario