Economía

Moneda y Banca

 Dr. Ricardo Rodríguez Silvero

Ese es el nombre de una reciente publicación de José Cantero, actual presidente del Banco Central del Paraguay, muy conocido por sus estudios sobre economía e historia de esas disciplinas así como por su pensamiento crítico. Las carreras en Ciencias Económicas y Políticas junto con Finanzas Internacionales y Política Económica las ha hecho en las Universidades de Kansas y en la de Illinois, USA. Su manejo ortodoxo y a la vez modernizante y creativo de la política monetaria, cambiaria y crediticia relacionado con nuestro país así como con el resto de América Latina tiene además un carácter interdisciplinario en el enfoque e interactivo con los representantes del exterior en disciplinas conexas. Analiza ahora lo que dice el título arriba “de la Cuña de Irala al Covid-19”.

INTRODUCIÓN. La obra se enfoca en la historia de la moneda y de la banca en la República del Paraguay, dejando en un plano secundario otros aspectos del compendio histórico y económico, tales como el análisis de la posición fiscal, del mercado laboral, de la producción o el desarrollo económico internacional. No obstante, para los interesados en el tema esta nueva publicación se convertirá sin dudas en una referencia obligatoria, especialmente para los estudiantes de nivel de posgrado y/o redactando tesis de licenciatura o de doctorado. Los iniciados y los avanzados en estos temas saben que la evolución histórica de nuestro sistema monetario y la trayectoria del sistema bancario resultan especialmente relevantes para comprender su íntima relación con el crecimiento económico. Los estudios teóricos y nuestra misma historia nos demuestran la directa vinculación entre el fortalecimiento institucional de la política monetaria y el desarrollo del sistema bancario con la dinámica económica (sic).

ESTABILIDAD MONETARIA. Efectivamente, la trayectoria de Paraguay en el manejo de las variables fundamentales relacionadas con la estabilidad en el manejo de la política monetaria es todo un ejemplo a emular. En tres cuartos de siglo de historia de nuestra moneda, el guaraní, nunca ha sido necesario cambiar el nombre de la misma ni eliminar ceros, gracias a la fortaleza de su política de oferta monetaria, a la velocidad de circulación del dinero y a la subsecuente estabilidad de precios. Las tasas de inflación de Paraguay siempre fueron relativamente bajas, sobre todo en comparación con otros países hermanos en el continente. Algunos tuvieron que cambiar más de una vez la denominación de su patrón monetario y reducir, por decisión de la Banca Central, un número considerable de ceros. La nueva moneda aparentaba así más fuerte y de cálculos más fáciles en las Cuentas Nacionales junto con los Balances y Cuadros conexos de empresas públicas y privadas. No obstante, en algunos países de manejo desordenado de las variables monetarias, esa política de contención de la inflación sin reducir el mayúsculo déficit fiscal y la mala calidad del gasto público frecuentemente terminaba en un nuevo fracaso

FORTALEZAS Y DEBILIDADES. Nuestro país se halla lejos de tales escenarios catastróficos porque el déficit fiscal, el endeudamiento público y la oferta crediticia permanecían bajo control antes de la pandemia del Covid-19, con todos los agravantes de esta y sus consecuencias nefastas en el quebrantamiento de la salud y del crecimiento económico. Habrá que encontrar la forma de volver nuevamente a la fortaleza económica, fiscal y monetaria previa a la pandemia. Porque ya antes de ella se hacía evidente que sí había que practicar una reforma en el manejo de la cosa pública, sobre todo en términos de impunidad y corrupción, clepto e ineptocracia, plagadas de nepotismo. Y además sí se estaba volviendo necesario, después de 75 años de estabilidad absoluta, eliminar algunos ceros en nuestra moneda, simplemente por razones de practicidad cuantitativa. Afortunadamente, y también con la publicación de este estudio frondoso y aleccionador de nuestra historia económica y sus repercusiones en las políticas públicas, con énfasis en moneda y banca, tenemos más y mejor información acerca de los hechos que fortalecen estabilidad monetaria con crecimiento económico y coeficientes bajo control. Pero habrá que combatir con éxito aquellos otros hechos en nuestro pasado reciente y en el presente que la perjudican. Tenemos que encontrar la forma de evitarlos o morigerarlos para evitar que empeoren en el futuro cercano.

Dejá tu comentario