Política

Ministro Ríos admite incapacidad y desidia por la crisis penitenciaria

El titular del Ministerio de Justicia hizo alusión a las carencias en materia presupuestaria y de personal para la cobertura carcelaria. Descartó renuncia y alega que todos los días hay amenazas.

Durante una reunión de la Comisión de Reforma Penal, en el Senado, el ministro de Justicia, Julio Javier Ríos, admitió la incapacidad y la desidia que llevaron a la crisis del sistema penitenciario.

En la convocatoria, el debate se centró en el proyecto que apunta a la modificación del artículo 245 del Código Penal, con relación a la concesión de medidas sustitutivas.

Este análisis se da luego del enfrentamiento que se dio en el penal de San Pedro, entre integrantes del PCC y los Rotela, que dejó varios descabezados y quemados.

Ríos habló de las carencias en cuanto a la falta de presupuesto y de personal para la cobertura carcelaria.

No obstante, trató de defender al presidente Mario Abdo, alegando su preocupación, y por eso había decretado la emergencia penitenciaria.

Sostuvo que no están preparados para lidiar con los grupos criminales, y que todos los días reciben amenazas.

Además, descartó que esté en sus planes renunciar porque no era un cobarde.

Alegó que en ocho meses de gestión era imposible hacer mucho, y que antes que llegue se manejaban con fichas.

“Cuando había traslados, no sabíamos dónde iba la persona privada de su libertad”, manifestó.

“Es toda una estructura. Me dirán porqué no se hizo nunca. Por desidia, pero no una desidia de ahora, ni de la administración anterior. Estamos hablando de décadas de desidia”, alegó.

Indicó que existe una cantidad importante de criminales de facciones del crimen organizado trasnacional, cuyos feudos son las cárceles.

“Nacen, crecen y se hacen en las cárceles. No solamente en Paraguay. Hay preocupación de toda la región y también en la Unión Europea. Está apremiando el tráfico de drogas, armas”, advirtió.

“Si les digo que estamos preparados para lidiar con ellos, voy a mentirles. No estamos preparados. No tengo personal suficiente. Hoy necesito 500 agentes penitenciarios”, mencionó.

Refirió que desde el año pasado está pidiendo ayuda a la fuerza pública. “Todos los días estamos teniendo amenazas. No tiene sentido mencionar, pero abortamos en diez oportunidades”, dijo.

Trajo a colación que recién desde el año pasado comenzaron a pagar bien a los agentes penitenciarios, ya que ni el sueldo mínimo percibían.

“Estamos lidiando con delincuentes, criminales. Son dos ciudades que tenemos que controlar, inclusive con 20% del personal que superaron los 65 años”, indicó.

Refirió que es fácil recurrir a la prisión preventiva, pero que no se habla de rehabilitar ni inserción a la sociedad.

Señaló que el 70% del presupuesto va para el cuidado de los procesados, que son el 77% de la población penitenciaria, y apenas 23% tienen condena.

Remarcó que el talón de Aquiles es el sistema penitenciario. “Han pedido el cambio del ministro de Justicia. No soy ningún cobarde”, dijo. Sugirió que se involucren en esta tarea, además del de Justicia, la Corte, la Fiscalía General, la Defensoría General, el Ministerio del Interior y el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados.

Llaman para debatir otros 2 artículos más
Tras el debate que se generó en la Comisión de Reforma Penal sobre la modificación del artículo 245 referente a las medidas sustitutivas, se decidió convocar a una nueva reunión, mañana.
La cita está marcada para las 15.00, y la sugerencia es que también se incluyan otros dos artículos que están relacionados al punto en cuestión.
El abogado Guillermo Duarte Cacavelos explicó que también se analizarán los artículos 243, que tiene que ver con el peligro de fuga, y 244, con relación a la obstrucción.
Manifestó que la intención es analizar de forma conjunta. Otro punto para tratar es el uso de las tobilleras electrónicas.



Dejá tu comentario