Política

Ministro Fretes no da señales de renuncia y sigue crisis en la Corte

Declaración de sus colegas no tuvo respuesta aún de parte del presidente con permiso del máximo tribunal.  César Garay, quien no estuvo en la sesión extraordinaria, aclaró que los apoya.

El presidente con permiso de la Corte Suprema, Antonio Fretes, no da hasta el momento señales de que renunciará al cargo, como se lo pidieron sus colegas ministros a través de una declaración aprobada en plenaria extraordinaria. Con ello, sigue la crisis.

Ayer, en la sesión ordinaria del pleno, solo el ministro César Garay aclaró que estuvo de viaje y que por eso no estuvo en la reunión del martes. No obstante, dijo que apoyaba plenamente el pedido de renuncia, aunque cambiaría pedir por exhortar.

Es que todos los ministros de la Corte Suprema son iguales entre sí, por lo que no tienen la potestad de votar por la pérdida de investidura por ejemplo, como lo tienen los diputados y senadores, para sacar a alguno de sus miembros a través de los votos.

Es así que, como son todos pares, al no tener la potestad para sacar a su colega, no hay mucho que puedan hacer al respecto, además de la declaración que dieron el martes, para de alguna manera presentar un frente unido en su contra.

Actualmente, Antonio Fretes es el ministro con más antigüedad y electo cinco veces presidente del máximo tribunal. El año que viene cumplirá 75 años, por lo que deberá retirarse de la Corte por alcanzar la edad máxima estipulada por la Constitución.

Incluso, se dice que Fretes fue el que influyó para que el año pasado cinco de los ministros, Alberto Martínez, Carolina Llanes, Manuel Ramírez Candia, Eugenio Jiménez y César Diesel, se declaren inamovibles en el máximo tribunal.

Sin embargo, a pesar de toda esa influencia, ahora habría sido abandonado por sus colegas, lo que se vio reflejado en la declaración donde piden su renuncia para no manchar la imagen del Poder Judicial, siempre debilitada.

En la Corte, actualmente, el ambiente es bastante denso. Es que se nota la crisis entre los ministros, ya que consideran que todos pueden ser afectados por las críticas a Antonio Fretes, a raíz de las publicaciones sobre el contrato entre Amílcar Fretes Escobar y Kassem Mohamad Hijazi.

El hijo de Fretes señaló que no recibió el pago de USD 368.000 que contempla el contrato. Por su parte, el ministro explicó que no tuvo vinculación alguna con Hijazi, al punto de que fue uno de los que votó por su extradición a los Estados Unidos.

Por de pronto, muchos dicen que Fretes va a esperar a ver cómo transcurren los días, ya que si tenía intención de renunciar ya lo habría hecho ayer, antes de la sesión del pleno. Es que, hasta ahora, el mismo resistió la presión en su contra y parece que seguirá resistiendo.

CÉSAR GARAY. Por su parte, en la sesión de ayer, el ministro César Antonio Garay comunicó al pleno que no estuvo en la sesión del martes porque se encontraba desempeñando funciones institucionales como superintendente de la circunscripción de Boquerón.

Según la aclaración del mismo, el viaje fue previsto con anticipación y planificado para acompañar a magistrados que iban a ocupar los cargos.

Aclaró que apoyaba plenamente el pedido de renuncia, aunque remarcó que cambiaría pedir por exhortar a la renuncia del ministro Fretes.

Sin embargo, esto quiere demostrar un frente unido de los ocho ministros en contra del cuestionado presidente con permiso.

Ahora, hay que ver si los ministros subirán la presión contra Fretes que evidentemente se aferra al cargo. Una jubilación anticipada podría ser una salida.

Aclaro que estuve de viaje por la circunscripción de Boquerón, por lo que no pude estar en la sesión extraordinaria. César Garay, ministro de la Corte.

Dejá tu comentario