Política

Miguel Cuevas tendrá que preparar él mismo su comida en la cárcel

Autoridades de la Agrupación Especializada confirmaron que no tienen presupuesto para dar de comer a los 200 internos. El legislador tendrá acceso a algunas comodidades para su estadía.

A las 6.00 de ayer el diputado Miguel Cuevas ya estaba despierto y se paseaba cerca de su celda, en inmediaciones de la oficina de guardia de la Agrupación Especializada, donde está recluido desde el jueves.

El comisario Blas Vera, jefe de la dependencia policial, confirmó que lo primero que realizó el legislador fue desayunar dando sorbos a un pocillo de cocido con leche al que acompañó con galleta cuartel.

El político referente del movimiento Colorado Añetete tendrá acceso a algunas comodidades, como una cama, una heladera, cocina y utensilios para la cocina, ya que el almuerzo y la cena no son proveídos por los uniformados. “Normalmente, los internos preparan sus comidas, porque nosotros no tenemos presupuesto para darles de comer”, explicó el jefe policial.

Vera añadió que a diferencia de las dependencias del Ministerio de Justicia, la Agrupación no cuenta con un presupuesto para la alimentación de las personas que alberga, sobre todo para los civiles que son enviados a ese lugar por motivos de seguridad.

En su celda, el que fuera presidente de la Cámara de Diputados, podrá llevar una cama, un pequeño ropero, una cocina con las ollas para cocinar y una heladera en la que puedan guardar los ingredientes para elaborar sus alimentos.

Cuevas, que es el recluso número 200 de la dependencia policial, pasó su primera noche en prisión en una habitación que comparte con otro interno, cuya identidad no fue revelada.

El comisario Vera, sin embargo, descartó que el compañero de celda sea Ramón González Daher, hermano de su correligionario Óscar González Daher, que está recluido en el mismo lugar.

El cuartel de Policía, a pesar de no ser un centro penitenciario para civiles, también comenzó a sufrir el problema de la superpoblación.

De las 200 personas que están en el lugar, 150 son policías procesados y condenados por distintos delitos, 50 de ellos son civiles. Entre ellos, políticos, referentes de grupos armados, como Alcides Oviedo Brítez, y miembros de facciones criminales del Primer Comando Capital, Comando Vermelho y otros, según indicaron fuentes policiales.

El diputado Cuevas llegó el pasado jueves pasadas las 16.00 al cuartel de Policía acompañado de su abogado Carlos Villamayor y su hijo Enzo. Entró a bordo de un automóvil Toyota Axio, para evitar llamar la atención de los fotógrafos y camarógrafos apostados frente al lugar.

Ficha. Horas después de haber ingresado, policías del Departamento Judicial, caminaron los metros que les separan de la Agrupación para ir a fichar al diputado e ingresarlo oficialmente a la lista de las personas privadas de libertad.

Este trámite normalmente, por protocolo, se debe realizar en el local del Departamento Judicial, pero con el legislador se hizo una excepción, supuestamente, por razones de procedimiento.

A pesar de lo llamativo del proceder, el comisario Rubén López, jefe de esta dependencia, aseguró que no se trató de un trato de privilegio.

Dejá tu comentario