03 mar. 2024

Matar a un muerto fue elegida Mejor Película en Bolivia

Premiado. El  director y guionista   Hugo Giménez.

Premiado. El director y guionista Hugo Giménez.

Matar a un muerto obtuvo el galardón a Mejor Película en el Festival Internacional de Cine de Santa Cruz, Bolivia (Fenavid). La cinta también se llevó el Premio SIGNIS, que tiene estatus de miembro consultor ante la Unesco, Escosoc Naciones Unidas y el Consejo de Europa. SIGNIS valora las películas que contribuyan al progreso del ser humano, aumenten la conciencia sobre las dimensiones trascendentes de la vida, enaltezcan el respeto por la dignidad de la persona y los derechos humanos. Además, recibió los premios el director y guionista de la película, Hugo Giménez.

La directora argentina Clarisa Navas, que junto al boliviano Marcos Loayza y el colombiano Juan David Mejía conformaron el jurado, resaltó que fue elegida ganadora por unanimidad.

“Un país que no ha juzgado a sus genocidas. Creo que por eso la película tiene también un valor importante en el plano de las actuaciones y el pensamiento estético general de la película. Es también una propuesta muy sólida y sutil por momentos”, publicó la prensa boliviana.

EN CARTELERA. El filme sigue en cartelera en Paraguay. Después de su estreno en marzo 2020 tuvo que ser levantado por la pandemia, luego estuvo disponible en plataformas, para volver a los cines este año.

Su sinopsis señala que en Paraguay 1978, en plena dictadura stronista, dos hombres se dedican a enterrar cadáveres clandestinamente en un bosque. Entre el montón de muertos, una mañana, encuentran a Mario, que aún respira; los dos enterradores saben que tienen que matarlo, pero nunca asesinaron a nadie antes. El destino de los tres se define durante la final del Mundial de fútbol Argentina 78, que transcurre en paralelo en el vecino país.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.