Política

Lesiones en los genitales de Arrom no serían por tortura

 

El informe del médico forense Pablo Lemir, quien fue uno de los testigos propuestos por el Estado en el marco de la denuncia planteada por Juan Arrom y Anuncio Martí contra el Estado, echaría por tierra las supuestas acusaciones de tortura en los genitales del cual Arrom supuestamente fue víctima en enero del año 2002.

La abogada Alejandra Peralta, directora de DDHH de la Fiscalía, confirmó que el Estado presentó una pericia sobre las supuestas lesiones denunciadas por Arrom y Martí que no se pudo escuchar en la audiencia del pasado jueves, y en donde señala que efectivamente el forense tuvo acceso a los informes y expedientes médicos practicados a Arrom y Martí constatando que las lesiones sufridas en los genitales de Arrom no fueron por tortura, sino por fricción.

Lemir en su declaración ante la Corte IDH, que no pudo ser escuchada debido a que el Estado solo tenía permitido dos testigos orales en la audiencia que fueron Óscar Latorre y Édgar Sánchez, afirma que según un estudio ecográfico en las bolsas escrotales practicado a Arrom se determinó que el lado izquierdo posee un tamaño menor que el derecho por causas patológicas, contrastando el informe de los médicos que lo atendieron en aquel entonces, entre ellos Esperanza Martínez y Jorge Querey.

El examen médico también determinó que Arrom no tuvo lesiones en la nariz ni estigmas de sangrado en las fosas nasales.

Con respecto a las supuestas lesiones excoriativas, también se sostiene que las mismas se produjeron solo por rozamiento, y no por objetos contundentes.

De igual forma, en el informe del forense se constata que tanto Arrom como Martí no presentaban signos de haber sido golpeados en la cabeza.

Lo que no se escuchó. La directora de DDHH de la Fiscalía confirmó los datos y manifestó que la defensa de Arrom y Martí presentaron como prueba ante la Corte IDH supuestas lesiones sufridas por los mismos y una fotografía de las bolsas escrotales de Arrom, por lo que controvirtieron esas imágenes con los informes periciales presentados por el Estado.

“Esto también es oportuno ya que en la declaración testimonial de Esperanza Martínez, la médica hace mención a las supuestas lesiones que habría recibido Juan Arrom en los testículos”, afirmó la directora. “El procedimiento médico llevado a cabo en ese momento de la inspección medica del 30 de enero del 2002 no estuvo revestido de la aplicación del Protocolo de Estambul”, añadió.

Dejá tu comentario