Interior

Las cataratas del Yguazú afectadas por poco caudal y falta de turistas

La sequía en la región, especialmente en la Serra do Mar, es la que provoca la bajante en el río, lo que hizo disminuir en gran medida la caída desde los 70 metros de altura en los 275 saltos.

La bajante de los cursos de los ríos en la región de la Triple Frontera es causa de preocupación para los que viven de la explotación del turismo aunque las actividades esten paradas por la pandemia del nuevo coronavirus.

La principal atracción turística que conforma las Cataratas del Yguazú sigue con poco caudal de agua pero con un leve aumento en los últimos meses, lo que las autoridades creen que podría aumentar entre fines de mayo y junio de este año.

La sequía en la región, especialmente en la Serra do Mar, costa Atlántica donde nace el río Yguazú es la que provoca la falta de agua en el río y disminuyó en gran manera el espectáculo que presenta la caída desde los 70 metros de altura en los 275 saltos que posee las Cataratas del Yguazú.

El caudal normal del Yguazú tiene un promedio de 1.500 metros cúbicos por segundo y llegó a bajar a 250 metros cúbicos por segundo hace algunos meses. Ayer al mediodía el hidrómetro marcó 315 metros cúbicos por segundo, equivalente a 315 mil litros por segundo, un caudal que representa el 25% de la totalidad de acuerdo con lo explicado por Leopoldo Lucas, presidente del Ente de Turismo Yguazú.

Las autoridades de la Argentina habían reclamado a las autoridades brasileñas por el cierre de las 6 represas que el Brasil posee aguas arriba, ya que la bajante incluso afectó la extracción de agua potable en la ciudad de Puerto Yguazú.

Otras localidades también tuvieron que adecuarse para el efecto a consecuencia de la bajante del río según los antecedentes.

esperan más lluvias. “La falta de lluvia es la causante. Las usinas siempre estuvieron allí. En realidad hoy tenemos prácticamente todos los ríos con poca agua, Paraná, Yguazú y Uruguay. En lo que respecta al Yguazú la falta de lluvia donde nace el río y sus afluentes con caudal muy pobre. Algunos prácticamente secos”, afirmó Lucas. Una bajante similar se registró en el año 2006.

“Estamos esperando que llueva, los especialistas creen que va a llover a finales de mayo y junio. Las lluvias se registraron muy debajo de la media en los últimos meses. Con el caudal actual se ve bien la Garganta del Diablo que comparte Brasil con Argentina, los Saltos de San Martín y Dos Hermanas se ven con un poco de agua. De hecho, aumentó un poco, entre 330 metros cúbicos a 340 metros cúbicos va rotando”. agregó

El Parque Nacional Yguazú estuvo abierto hasta el 13 de mayo cuando se registraba un caudal promedio de 600 metros cúbicos por segundos. La cuarentena obligatoria para prevenir la propagación de la pandemia causada por el Covid-19 obligó a las autoridades a cerrar la atracción turística. Las fronteras también están cerradas con el Brasil y con el Paraguay, en los pasos por el Puente Tancredo Neves y la balsa, respectivamente.

Aunque en la próxima semana se reabre el comercio en la vecina localidad argentina donde se registró 4 casos de infectados con Covid-19, ya recuperados, el turismo debe esperar un poco más. Puerto Yguazú depende del 70% del turismo nacional y el 30% del turismo internacional, según el relató de Lucas.

Dejá tu comentario