20 feb. 2024

Lamentan la falta de compromiso y la irresponsabilidad de las élites

El país está sobreendeudado y las clases media y pobre siguen absorbiendo el financiamiento del Estado, coinciden varios analistas, al analizar la decisión que tomaron la mayoría de los senadores de rechazar el paquete de impuestos para grandes sectores como son los que se dedican al rubro del tabaco, bebidas azucaradas, soja y a los que poseen las mayores fortunas.

El economista Fernando Masi indicó que nuestro sistema político es un sistema donde los que llegaron al poder no hacen consultas a sus electores, “porque si hacían eso la votación sobre estos temas (elevar tributos) iba a ser totalmente diferente”.

“Los que están en el Congreso no representan a la gente. No cumplen con su función de entender lo que quieren sus votantes”, aseveró.

Lamentó que el único instrumento que el Gobierno utiliza en esta coyuntura sea el de endeudar al país y que eso tendrá un límite. “No sabemos cuánto tiempo durará la pandemia y dejará de funcionar parte de la actividad económica”, sostuvo.

Mencionó que contamos con tan solo un 10% de presión tributaria y no se puede hacer mucho con eso.

“Hay que entender como una medida coyuntural la aprobación de impuestos y si el Poder Ejecutivo tampoco entiende que tiene que recaudar en esta circunstancia, estamos ante una situación anómala”, refirió

Comentó que el impuesto a la soja tiene el objetivo de que el Estado recaude más y tratar de cubrir gastos que ahora se hacen con la deuda. “No es cierto, como dicen, que se va a perjudicar a los pequeños productores porque el 90% de la producción de soja está en los medianos y grandes productores”, dijo y mencionó que incluso con los precios bajos en Chicago tienen grandes ganancias.

“Los que votaron en contra de los impuestos no entienden que en un momento de baja recaudación por la disminución de las actividades económicas el Estado necesita mayor recaudación”, dijo.

IRRESPONSABILIDAD. Para la socióloga Milda Rivarola, la votación en contra de los impuestos se trató de una actitud que denota desde el Gobierno mismo una irresponsabilidad grande. “Es como patear la pelota hacia adelante y dejar este problema al siguiente gobierno”, expresó. Señalo que este Gobierno “deja una deuda como un regalo envenenado”.

“Van a sobrecargar más hacia la clase media y pobre el financiamiento del Estado. Es una irresponsabilidad histórica muy alta”, lamentó y el mismo calificativo utilizó al hablar del impuesto al tabaco que precisa ser elevado, puesto que es el más bajo de la región, cuando se necesita reforzar el sistema de salud.

Precisó que parte de los senadores forman parte de la élite económica. “Muchos de ellos son empresarios, ganaderos”, comentó.

El abogado Jorge Rolón Luna analiza desde la perspectiva constitucional. “Uno se pregunta cuál es el compromiso de nuestros políticos con la construcción de un estado social de derecho y eso no es una cuestión de opinión, sino que es un mandato constitucional. Es el modelo de Estado que los constituyentes dejaron plasmado en 1992”, dijo.

Precisó que se observa que hay un gran sector político que no tiene compromiso con un estado social de derecho y responde a sectores económicos concretos vinculados a aspectos feudales de nuestra sociedad y de nuestra economía.

Aseveró que existe una ceguera, falta de visión y egoísmo de las élites políticas y económicas. “Son criminales. No solamente nos mantienen en el atraso, impiden que el Estado tenga recursos para infraestructura. Además están planificando que los costos de esta pandemia recaigan sobre la mayoría que no tiene recursos”, subrayó.

Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.