Mundo

La variante delta, entre la apertura y el aumento de las restricciones

Mientras varios países vuelven a imponer medidas por el aumento de los contagios por el Covid-19, otros comienzan a relajar las imposiciones por la disminución de la propagación del virus.

La temida variante delta del coronavirus se expande por el mundo dejando un récord de contagios en San Petersburgo, la segunda ciudad rusa, y provocando un retorno del confinamiento estricto en lugares como Sidney, en Australia, o Bangladés.

Aunque el número de nuevos casos en el mundo es el más bajo desde febrero según la OMS, esta cepa detectada en India, considerada más contagiosa que el resto, amenaza con una nueva ola, incluso en países donde la crisis parecía haber quedado atrás como Australia e Israel.

Esta variante estaba detrás del fuerte repunte del virus en Moscú, que parece haberse desplazado ahora a San Petersburgo. La antigua ciudad imperial, registró 107 decesos en las últimas 24 horas, el mayor número de muertos diarios por Covid en una ciudad rusa desde el comienzo de la pandemia. Estas cifras coinciden con la celebración del fin del curso escolar en la segunda ciudad rusa que, según los medios locales, reunió a miles de personas en sus calles sin apenas respetar las medidas sanitarias.

Presente en al menos 85 países del mundo, la variante Delta es la más contagiosa de las descubiertas hasta ahora y se expande rápidamente entre los colectivos no vacunados, según la OMS.

Actualmente es el principal foco de preocupación alrededor de la pandemia, que se cobró 3,9 millones de vidas y provocó unos 180 millones de contagios en el mundo.

Su avance está provocando una vuelta de las restricciones incluso en países que parecían haber dejado atrás la crisis sanitaria como Reino Unido, Israel o Australia, uno de los países que mejor ha gestionado la pandemia.

Ayer sábado, sus autoridades anunciaron que ampliaban a toda Sidney el estricto confinamiento decretado inicialmente en cuatro distritos de la ciudad, por la detección de más de 80 casos de la variante delta vinculados a la tripulación de un vuelo internacional. Los alrededor de 5 millones de afectados deberán quedarse en casa durante 2 semanas y solo podrán salir para actividades esenciales.

Después de meses con pocos contagios locales que habían permitido recuperar una cierta normalidad, la medida impactó en esta bulliciosa ciudad, que amaneció con las calles vacías y restaurantes cerrados. “Hemos sufrido para recuperarnos de los confinamientos del año pasado. Hoy es como una patada mientras poco a poco te levantabas”, aseguró Chris Kriketos, de 32 años, con una panadería cerca del puerto.

La variante delta también se considera responsable de los repuntes en Portugal, Uganda o Sudáfrica, el país más castigado de su continente, que medita imponer urgentemente restricciones más duras.

La OMS alerta de una tercera ola virulenta en este continente, donde solo un 1% de la población está vacunada.

En España, sin mascarilla. En la otra cara de la moneda, la vacunación progresa en Europa y permite un levantamiento de medidas en Suiza, Holanda o España, donde las mascarillas dejaron de ser obligatorias al aire libre este sábado. “Hoy me siento liberado”, decía José Antonio Fernández que, sin embargo, era de los pocos en pasear sin mascarilla por Madrid.

Otros, como María Luisa Inés, de 69 años, preferían seguir usándola: “La mascarilla, hoy por hoy, es imprescindible”, defendía. Y es que el virus sigue amenazando, como muestra el la detección de un macrobrote, con cientos de jóvenes contagiados y miles de personas aisladas, vinculado un viaje estudiantil a la turística isla de Mallorca.

Para curarse en salud, Uruguay, que todavía no detectó ningún caso de la variante Delta, decidió exigir cuarentena o un test diagnóstico negativo para entrar al país a las personas vacunadas, hasta ahora exentas de esta obligación.

La contagiosa variante delta está causando el repunte de infecciones de Covid-19 en Sudáfrica, señalaron este sábado científicos y el Gobierno del país, que medita endurecer restricciones.

El país más castigado del continente registró 18.762 nuevos casos el sábado -su mayor incremento diario desde enero-, llevando el total de contagios oficialmente diagnosticados a casi 1,9 millones. De ellos, 59.621 terminaron con la muerte del paciente.

“Estamos en una fase de crecimiento exponencial de la pandemia con las cifras subiendo extremadamente rápido, y seguirán subiendo en las próximas semanas”, dijo Tulio de Oliveira, de la red de vigilancia genómica de Sudáfrica, en una conferencia virtual. Para frenar esta expansión, “vamos a necesitar ir hacia restricciones más duras y rigurosas (...) y necesitamos hacerlo urgentemente”, indicó Koleka Mlisana, líder del comité asesor sobre el Covid-19 del gobierno sudafricano.

Las autoridades sanitarias en todo el mundo están en alerta por la rápida expansión de esta variante detectada inicialmente en India, más contagiosa que el resto especialmente entre la población no vacunada.


Argentina con más medidas
El Gobierno de Argentina informó que extenderá por dos semanas más las restricciones sanitarias que adoptó para enfrentar la segunda ola de contagios, a lo que agregará un cupo de ingreso al país de 600 viajeros por día para minimizar el ingreso de la variante Delta. En tanto en Perú después de que las autoridades sanitarias hayan detectado el tercer caso en la sureña región de Arequipa y el primero en la capital Lima. Así lo anunció el ministro de Salud, Óscar Ugarte, que elevó a 4 los casos confirmados.

Dejá tu comentario