Economía

La restricción a autopartes arriesga 12.000 empleos y USD 300 millones

La disposición de la Receita Federal de Brasil, de no darle el arancel preferencial de Mercosur a autopartes paraguayas, representa un gran perjuicio económico. Empleos e ingresos pueden cesar.

La cartera brasileña emitió el 28 de junio pasado (comunicó el 1 de julio) el aviso Nº 30/2019, mediante el cual informó sobre el tratamiento tarifario para las autopartes originarias de los países del Mercosur. Las autoridades aduaneras del país vecino, explicaron que no se ha negociado un programa de liberación comercial para este producto, así como para el azúcar, en el acta del bloque regional en 1991.

Sin embargo, apuntó que Brasil ha logrado acuerdos bilaterales con Argentina y Uruguay, para aplicar la exoneración arancelaria, pero no así con Paraguay para reconocerle su certificado de origen. En consecuencia, las piezas y accesorios de automóviles fabricados en nuestro país, ahora deberán tributar un 16% de arancel externo común (en lugar del 0%) para ingresar al territorio brasileño, lo que significa una pérdida de competitividad.

Analizando las estadísticas oficiales del Ministerio de Industria y Comercio (MIC), se observa que las exportaciones vía maquila vienen creciendo exponencialmente, pero es el rubro de autopartes su principal estrella. Son aproximadamente 12.000 las personas empleadas en este segmento y los envíos orillan los USD 300 millones al año.

De enero a junio de 2018, las exportaciones de autopartes alcanzaron USD 140 millones por un total de 6.500 toneladas. Estos números se componen de los cables para vehículos, ramo de mayores ventas; de piezas y accesorios.

En el 2018, los envíos habían alcanzado USD 260 millones por casi 11.000 toneladas (ver infografía). Son 10 las compañías que se dedican a este fin, casi todas con predominio de capital extranjero. La firma que lidera las exportaciones de cables es Sumidenso Paraguay SRL, mientras que en piezas y accesorios encabeza EDC Sociedad Anónima.

PROTECCIONISMO. Más allá de no haberse firmado el acuerdo comercial, fuentes del sector automotor aducen que la medida parece obedecer a una decisión proteccionista del Gobierno de Jair Bolsonaro, pues sin existir anteriormente un convenio oficial, los productos nacionales estaban siendo exportados. Los primeros problemas habían aparecido en febrero pasado.

Observando los datos de destino, se constata que la industria brasileña consumió el 83% de todas las autopiezas paraguayas en el 2018, lo que significó USD 216 millones y 9.500 toneladas. En el primer semestre del 2019, la nación vecina llevó USD 116 millones y 5.600 toneladas. Se incluyen los cables y los accesorios. En segunda posición se encuentra Argentina, que este año desembolsó USD 14.596.351 para llevar 500 toneladas de cables; seguido por Estados Unidos, con 322 toneladas por USD 8.394.236.

SE ALERTÓ A TIEMPO. La Asociación de Industrias Autopartistas del Paraguay (AIAP) expresó su preocupación por la medida tomada unilateralmente por el Gobierno de Brasil y dijo que había sido anunciado en reiteradas ocasiones por distintos representantes diplomáticos brasileños desde el año 2017, puesto que nuestro país, no ha suscrito un acuerdo de autopartes. A pesar de tales advertencias, no hubo avances hasta el día de la fecha al respecto, cuestionó.

El gremio destacó que la decisión tomada por el Gobierno brasileño es una medida que supera ampliamente las cuestiones jurídicas y técnicas, y piden al presidente Mario Abdo Benítez que dialogue con su par Bolsonaro.

Embed

La maquila depende en un 50% del rubro
En mayo pasado, las exportaciones vía maquila alcanzaron en total USD 64.593.479 y hubo un aumento del 19% en comparación con el mismo del año pasado, según informe de la Secretaría Ejecutiva del Consejo Nacional de Industrias Maquiladoras de Exportación (Cnime). Las autopartes representaron cerca del 50% del total exportado.
En todo el 2018, la industria de la maquila registró envíos por poco más de USD 675 millones y superó en un 52% a la cifra global del 2017 (USD 442 millones).
Las autopiezas representaron la mitad de las ventas. En total, la maquila da empleo a 17.000 personas.


Algunos productos ya no fueron enviados
De acuerdo con informaciones suministradas a ÚH, algunas empresas ya decidieron no enviar sus productos al Brasil. La Receita Federal ya anunció, que aplicará la nueva tasa del arancel, lo que hace que los costos no cierren y mucho menos se podrán vender las mercaderías al consumidor final. Una firma que exporta motobombas, tomó la determinación de no enviar un camión con el cargamento, indicaron fuentes del sector. Por tal motivo, entrada la noche, los empresarios del ramo estuvieron dialogando con la Cancillería.



Dejá tu comentario