30 may. 2024

La guitarra Ramírez de Mangoré llegó al país y estará en museo del artista

La mítica guitarra Ramírez, que perteneciera al eximio guitarrista paraguayo Agustín Pío Barrios Mangoré, ya está en Paraguay. La recuperación del instrumento para el acervo cultural fue posible gracias al trabajo del Centro Cultural de la República El Cabildo.

Foto: UH Edicion Impresa

Foto: UH Edicion Impresa

En ese sentido, ayer fue entregada simbólicamente al presidente del Congreso, Julio César Velázquez, en las oficinas de la presidencia legislativa, y pasó a formar parte del patrimonio nacional.

La guitarra fue recobrada luego de un minucioso trabajo de rescate del investigador Carlos Salcedo Centurión, director del Observador Cultural de El Cabildo. El objeto musical podrá ser admirado en el museo de la Casa Bicentenario de la Música Agustín Barrios, que será habilitado precisamente mañana.

Margarita Morselli, directora de El Cabildo, expresó que el valor del instrumento “además de pertenecer al gran maestro Mangoré, radica en que con ella se han grabado los primeros discos de vinilo de música clásica para guitarra”, con los sellos Atlanta y Artigas, entre 1913 y 1915.

auténtica. En el acto también se exhibieron los certificados, documentos y fotografías que prueban que el instrumento adquirido es el original. Salcedo explicó que las piezas de este tipo se valoran en tres formas: con una imagen del artista con el instrumento, una firma o una indicación del artista, y el documento de venta.

“Tenemos la fotografía en la que se ve a Barrios con la guitarra, en 1911 (...). En todo el mundo se conoce esta guitarra como una de las tres más importantes en la historia de la guitarra clásica. También posee una dedicatoria en tinta, ya que Agustín acostumbraba a entregar objetos con su firma a sus mecenas. Son dos pruebas de que fue su instrumento”, explicó Salcedo.

La José Ramírez fue utilizada por Mangoré durante su gira por el Río de la Plata, entre 1911 y 1915, y estuvo en EEUU desde 2002, por gestiones de la concertista uruguaya Magdalena Duhagon, luego de que un compatriota suyo, Heber Rico Monteverde, le encargara su venta. Fue fabricada en Madrid (España) en 1911 por la afamada familia del luthier José Ramírez, y Barrios la obsequió luego al uruguayo Modesto J. Ipar, cuyo ahijado (Rico Monteverde) la heredó.

La última propietaria del instrumento fue María Chua.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.