16 abr. 2024

La emoción de la Pantera

Un Robert Morales que llegó hasta las lágrimas en el pospartido. Esa fue la emoción del goleador tras volver a marcar en Primera División y además darle la victoria a Cerro Porteño.

“Muy contento por la forma que estoy volviendo, pude convertir un gol y son sensaciones únicas”, apuntó el delantero que volvió de una rotura de ligamentos cruzados, que lo tuvo más de seis meses en recuperación alejado de las canchas. En esa emoción, la Pantera festejó su gol con el fisioterapeuta del club, en un abrazo muy fuerte.

“Yo le prometí que mi primer gol era para él. Estoy muy emocionado, agradecerles a las personas que estuvieron en todos los momento difíciles. A Wil (Wilhelm Guimaraes, el fisioterapeuta) que está a cada paso conmigo”, contó con voz cortada, muy cerca del llanto.

Sobre la lesión que sufrió en el partido, apuntó que solamente fue un duro golpe en el empeine del pie derecho, pero nada de preocupación.

Sobre el andar del grupo en general, el goleador también tuvo palabras: “Por como empezamos no era lo que queríamos (empate ante Ameliano). En Cerro lo ideal es ganar todos los partidos, pero vamos a retomar eso”, exclamó el concepcionero.


Algo de consuelo
Marcos Riveros, jugador experimentado de Trinidense, lamentó la derrota ante Cerro, pero a su vez tuvo algo de conformidad por el partido realizado.
“Ellos tuvieron una o dos chances, máximo. El error en la primera etapa lo pagamos caro. Nos vamos tranquilos por el desarrollo del partido, que fue bastante parejo”, dijo Riveros.