Economía

La cebolla se encarece con la regulación de importación

Aunque todavía falta casi un mes para la cosecha de cebolla, el Gobierno empezó a restringir su importación, medida que preocupa a los comerciantes que no son favorecidos con los permisos. Debido a la menor oferta, los precios subieron más del 50% en un mes.

A nivel mayorista, la bolsa de cebolla que estaba a G. 54.000, el 1 de julio subió gradualmente de precios y pasó ayer a G. 90.000, según el Servicio de Información de Mercados Agropecuarios del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

Las restricciones se dieron desde el 22 de julio, lo que fue repercutiendo en la oferta y, por tanto, en los valores para el consumidor final. El director de Comercialización del MAG, Ernesto Sotelo, comentó que la demanda de la población paraguaya asciende a unos cinco millones de kilos mensualmente, aunque los comerciantes estiman que la necesidad es de seis millones de kilos.

Sobre el fundamento de las regulaciones, Sotelo mencionó que las proyecciones de cosecha se van corrigiendo y que en los próximos días habrá más disponibilidad, ya que de acuerdo con el último reporte, la producción nacional abastecería la demanda total desde el 10 de setiembre hasta los primeros días de noviembre.

A diferencia de lo habitual, las acreditaciones fitosanitarias de importación tendrán un plazo de ocho días para su utilización para evitar que los compradores extiendan los tiempos y que su oferta coincida con la cosecha de la cebolla paraguaya. Estos trámites dependen del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas.

A esto se suma que esta hortaliza puede guardarse por alrededor de un mes en los depósitos, mucho más que otros productos, tales como el tomate y el locote; de ahí la atención que pone el Gobierno en este rubro.

PREOCUPACIÓN. Para el dirigente de la Asociación de Importadores y Comerciantes del Mercado de Abasto, Aldo Villarreal, no existen motivos para restringir la importación de cebolla. Advirtió que los efectos se reflejan en los precios al consumidor.

En su caso quedó incluso sin cebollas para ofrecer a los clientes. Al respecto, el comerciante habló de la necesidad de una distribución equitativa de los permisos.

El MAG prevé para este año una menor cantidad de cebolla nacional con relación al 2021. Este comportamiento está relacionado con una superproducción registrada en el periodo anterior y que afectó al momento de la comercialización. En este ciclo los horticultores están destinando menos superficie a este rubro.

En el primer semestre de este 2022, la importación de cebolla alcanzó 88.812.000 kilos, muy superior a los 34.935.413 kilos reportados el año pasado.

LAS CIFRAS

5.000.000 de kilos es la demanda mensual de cebolla en el mercado local. Su producción masiva se da en setiembre y octubre.

88.812.000 kilos de cebolla blanca se importaron entre enero y junio. Representa más que el doble de volumen que en el 2021.

Dejá tu comentario