Mundo

Justicia de Nueva York acusa a los Trump de presunto fraude

 

El cerco judicial acosa a Donald Trump. La fiscala de Nueva York, que desde 2019 investiga al grupo familiar Organización Trump, acusa al ex presidente y a dos de sus hijos de prácticas fraudulentas en materia fiscal por las que la Justicia quiere interrogarlos.

En un documento judicial de más de 100 páginas y un comunicado difundido cerca de la medianoche del martes, la fiscala general de Nueva York, Letitia James, dijo que "encontró pruebas significativas que sugieren que Donald J. Trump y la Organización Trump han valorado falsa y fraudulentamente múltiples activos". Los acusa de haber estimado incorrectamente el valor de estos activos ante instituciones financieras para obtener beneficios económicos.

James, que desempeña un cargo electo y es miembro del Partido Demócrata, investiga desde hace tres años un posible fraude fiscal en el seno de la Organización Trump, el grupo familiar del 45º presidente de Estados Unidos (2017-2021) y de sus hijos.

Según el documento, también sospecha que la Organización Trump infló fraudulentamente el valor de algunas propiedades para solicitar préstamos de los bancos y de subestimar su valor al fisco para pagar menos impuestos.

A fines de diciembre y principios de enero, la fiscala citó a declarar bajo juramento al ex presidente y a su hijo Donal Jr. y a su hija Ivanka. Pero la familia Trump no respondió a las citaciones y ha recurrido a todo tipo de subterfugios para eludir dichas citaciones y retrasar la investigación.

Una portavoz de Donald Trump, Liz Harrington, dijo el miércoles en la red Twitter que "las acusaciones de (de Letitia James) no tienen fundamento y serán combatidas". Una de sus abogadas, Alina Habba, refuta en un comunicado las "pruebas tangibles" que maneja la fiscala.

La familia Trump acusa desde hace meses a la fiscala de tener motivaciones "políticas" en la instancia y calificó su investigación de "amenaza contra nuestra democracia".

Pero según extractos del documento judicial presentado ante el Tribunal Supremo de Nueva York, Donald Trump "tenía la máxima autoridad sobre una amplia franja de conductas de la Organización Trump que involucraban declaraciones erróneas a las contrapartes, incluidas las instituciones financieras y el Servicio de Impuestos Internos".

En esta partida de ajedrez que libra con los Trump, la fiscala repitió el martes por la noche que la justicia civil de Nueva York "no frenará esta investigación" y que "nadie está por encima de la ley".

Dejá tu comentario