Deportes

Intratable

Olimpia derrotó a San Lorenzo por 4-2 con un triplete de Roque Santa Cruz, que sigue imparable.

Juan Manuel Massare
jmassare@uhora.com.py
Olimpia es cosa seria, logró revertir un 0-1 y terminó superando 4-2 a San Lorenzo, con otra noche para el recuerdo de Roque Santa Cruz que marcó cuatro goles (solo tres valieron, ya que uno lo anuló el VAR).

Si bien el final fue a pura fiesta, el arranque fue complicado para el Decano. Primero fueron las manos de Wilson Quiñónez y luego el cabezazo de Alex Cáceres.

San Lorenzo lo puso a correr de atrás en el marcador a Olimpia, que hasta ese momento se mostraba superior en el trámite, ante un equipo que siempre buscó bajarle la intensidad al juego.

Pero cuando se hacía dueño del balón, salía muy bien en velocidad, manejados por el talento de Salgueiro, pero al que le faltó un socio que lo aprovechara.

el repunte. Velocidad, precisión y juego asociado pedía Garnero y de a poco su equipo lo fue ganando. Torres y Camacho por izquierda tomaron mayor protagonismo y por derecha Otálvaro fue fundamental, así como el cabezazo de Roque.

En la complementaria, ya con uno menos, el Rayadito intentó jugarlo de igual a igual, pero de a poco se fue desgastando cediendo terreno y espacios. Esto terminó condenando al equipo de Sergio Órteman.

El Franjeado sacó provecho al máximo de su mejor momento. Comenzaron a aparecer las sociedades, los movimientos sincronizados con y sin balón, los cuales permitieron que el hincha disfrute de una nueva jornada magnifica de Roque, que sigue de amores con el gol.

La figura
Roque Santa Cruz
El capitán franjeado se robó la noche con un triplete, que los que se suman su trabajo colectivo en lo táctico.


Las cifras
73 goles marcó Roque en Olimpia, con su triplete lleva marcados 16 tantos en los últimos 8 partidos.

60 victorias alcanza Olimpia ante San Lorenzo, en un historial de 84 partidos en Primera División.


Mucho trabajo del VAR
El VAR tuvo varias intervenciones. Tres minutos demoró la revisión por parte de la cabina del VAR el offside de Santander por un pie adelantado en lo que fue el gol anulado de Salgueiro a los 19’. Casi el mismo tiempo, 3 minutos y medio, para validar el gol de Montenegro. Por último, la demora en la mano de Rodrigo Rojas, jugada que finalizó en gol de Roque Santa Cruz, fue de más de 5 minutos. Una secuencia larga, mucha espera, pero el resultado justo.

Tremenda huella
Alex Cáceres fue amonestado después de dejar la huella de sus taquillas en la pierna izquierda de Aguilar. Su entrada fue durísima dejando al golero dolorido. Luego marcó el gol rayadito, pero finalmente por falta contra Ortiz, Alex fue expulsado por doble amarilla.






Dejá tu comentario