Opinión

Injustificable demora en el registro para vacunaciones

Entre las muchas falencias en la gestión gubernamental ante la pandemia del Covid-19, se ha sumado una injustificable demora en habilitar la plataforma web para el registro de los ciudadanos que pueden recibir las vacunas. El largo tiempo de espera debió haber sido aprovechado para tener listo el registro, pero no ocurrió así. Es evidente que fracasó el sistema de registro de agendamiento para seguir con el plan de vacunación. La Comisión de Derechos Humanos del Senado calificó de “inexcusable” que, a más de ocho meses de iniciarse el proceso de adquisición de vacunas, el Ministerio de Salud no haya tenido disponible la plataforma de registro y agendamiento, teniendo que empezar la vacunación a adultos mayores en los asilos y hogares de ancianos sin tener datos precisos. Recién ayer, lunes, tras muchas críticas, se habilitó la plataforma.

Tras una larga espera, finalmente el Gobierno paraguayo empezó a recibir más dosis de vacunas contra el Covid-19, pero mientras se terminaba de vacunar a los médicos y trabajadores de salud surgió un problema para empezar a vacunar a la población civil: la plataforma Vacunate, para que los ciudadanos puedan registrarse, no estaba aún en condiciones.

Para tapar el inconveniente, los equipos de Salud iniciaron la vacunación en los asilos y hogares de ancianos, buscando directamente en dichos lugares a los adultos mayores de 80 años, sin tener un registro previo.

La doctora Lida Sosa, viceministra de Rectoría y Vigilancia de la Salud, dijo: “Reconozco que no tenemos aún lista la plataforma para inscripción de adultos mayores, hoy están las vacunas, pero no podemos avanzar con el plan de inscripción por el momento”. La viceministra indicó que la responsabilidad de crear la plataforma para los adultos mayores correspondía a la Unidad de Gestión de la Presidencia de la República, con el sector privado y el Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicación, como ente rector.

El ministro de Salud, Julio Borba, también aseguró que tuvieron que avanzar con las primeras vacunaciones recurriendo a un censo realizado por las Unidades de Salud Familiar (USF), ya que ellas cuentan con la lista de pacientes y personas aptas para la vacunación en esta fase. “Empezamos por los registros que sí tenemos, de la población que está con patología y que están encamadas. Teníamos que empezar y empezamos de esta manera”, confirmó.

La situación mereció un fuerte pronunciamiento de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, que consideró que la falta de organización y previsión de una plataforma de registro y agendamiento era “absolutamente inexcusable”. El comunicado enfatizó que “es inaceptable que, a más de un año de haberse iniciado la pandemia y más de ocho meses de haberse promovido las gestiones para la adquisición de las vacunas, a la fecha no cuenten con una plataforma de registro y de agendamiento para la vacunación de la población”, exigiendo una solución urgente.

Tras la serie de críticas, ayer el ministro de Tecnologías de la Información y Comunicación (Mitic), Fernando Saguier, respondió que la plataforma estaba lista y que la demora de su puesta en marcha era una responsabilidad del Ministerio de Salud. Finalmente, ayer, cerca del mediodía, la página para el registro de personas mayores de 60 años quedó habilitada en la dirección web: https://www.vacunate.gov.py/.

Lo cuestionable es que se haya perdido un valioso tiempo en habilitar un sistema que podía haber estado listo previamente, para que la ciudadanía pueda anotarse con tiempo, de modo que, cuando lleguen las vacunas, ya se pueda empezar a inmunizar, directamente, sin pérdida de tiempo.

Los lamentables desmentidos y los “pases de pelotas” entre los directivos del Ministerio de Salud y del Mitic solamente demuestran la gran falta de coordinación que existe a nivel gubernamental y la reiterada inutilidad de gestión, que impide aún más que la población pueda ser atendida con mayor efectividad ante la crisis.

Dejá tu comentario